Gesto de grandeza en Japón: víctima de lesión anima a su agresor para que siga jugando

Kosei Okuno es el número 3 (TV Asahi)

 


Publicidad

El quarterback de la Universidad Kwansei Gakuin, Kosei Okuno, lesionado por un defensa de la Universidad de Nihon en un partido de fútbol americano disputado el 6 de mayo, volvió a jugar el domingo, informó Mainichi Shimbun.

El rival fue la Universidad de Kansai y el partido se jugó en Osaka.

Okuno, que comenzó a entrenar la semana pasada, declaró a los medios tras el juego.

El quarterback dijo que el derribo que lo mantuvo alejado del campo varias semanas fue “una jugada que generalmente no ocurre”.

Pese a la falta desleal del defensa, Okuno lo animó públicamente a seguir jugando. “Espero que regrese al campo y que juegue de manera honorable contra nosotros”, manifestó. El defensa anunció días atrás su retiro del fútbol y dijo que ya no tenía derecho a seguir jugando.

El caso ha tenido un gran impacto mediático en Japón. Más de cien periodistas cubrieron el retorno de Okuno al juego.

El agresor reveló hace unos días que los extécnicos de la Universidad de Nihon, Masato Uchida y su subordinado Tsutomu Inoue, le ordenaron quebrar a Okuno. Los aludidos negaron que hubiera habido mala intención de su parte y atribuyeron lo ocurrido a un problema de comunicación. Sin embargo, renunciaron a sus cargos.

La familia de Okuno denunció ante la policía la agresión. No obstante, solicitaron un trato indulgente para el defensa. Incluso el padre de Okuno le agradeció por haber tenido el valor de salir a decir públicamente la verdad. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario