Solidaridad de japoneses permite que jóvenes engañadas celebren su mayoría de edad

TV Asahi

El mes pasado, la compañía de alquiler de quimonos Harenohi arruinó la ceremonia de mayoría de edad de muchas mujeres en Japón al cerrar sus puertas el mismo día en que se realizó.


La empresa, que está en proceso de quiebra, dejó en el aire a las jóvenes que esperaban vestir sus quimonos para celebrar oficialmente su llegada a la adultez.

En la ciudad de Hachioji, Tokio, un grupo de ciudadanos se organizó para llevar a cabo una ceremonia de mayoría de edad para diez de las víctimas, informó Jiji Press.

El evento fue planeado por Maki Nishimuro, de la compañía Kimono no Nishimuro, y contó con el apoyo del municipio de Hachioji.

La ceremonia fue posible, además, gracias a los 2,54 millones de yenes (alrededor de 23.000 dólares) en donaciones que se recibieron de todo Japón.

También hay que rescatar la participación de voluntarias que ayudaron a las jóvenes a colocarse los quimonos.

Las diez nuevas adultas estuvieron acompañadas por sus parientes y amigos. Una de ellas, una estudiante universitaria de 20 años, declaró a Jiji Press: “Estoy muy agradecida a los organizadores. Disfruté de la ceremonia”.

La mujer, sin embargo, no pudo evitar recordar la desagradable experiencia vivida por culpa de Harenohi, empresa con la que aún dijo sentirse enojada. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario