Bentos en oficinas en Tokio, más barato que comer en restaurantes y ahorra tiempo

Foto shashokuru.com

A la sede de la consultora de gestión Link and Motivation, en el exclusivo distrito de Ginza, Tokio, aproximadamente 250 almuerzos son llevados a diario para alimentar a los empleados de la empresa.


Publicidad

Así, estos ya no tienen que salir de sus oficinas e ir a un restaurante para almorzar, revela el diario Nikkei.

Gracias al servicio, llamado Shashokuru, los trabajadores ganan dos cosas: ahorran tiempo y gastan menos.

Los bentos vienen en 10 variedades y cuestan solo 500 yen (4,5 dólares), la mitad del costo promedio de comer en Ginza.

“Es bueno tener una gran variedad, así que no me aburro y es divertido elegir”, dice un empleado.

Una trabajadora que antes perdía media hora en bajar a la calle desde el piso 12 de su oficina, ir hasta el restaurante, hacer cola y volver al trabajo, comenta: “Es genial porque ayuda a ahorrar tiempo”.

Con el tiempo ganado, hace cosas que le gusta hacer, como participar en el programa de conversación en inglés de la compañía.

En total, Shashokuru tiene unos 500 bentos diferentes en su menú con precios de entre 450 y 1.000 yenes (4,1 y 9 dólares). Cada día atiende a 115 clientes.

Aivick, una empresa con sede en Kioto, también suministra comidas a empresas, pero tiene un método distinto: en vez de enviar comidas a diario, entrega un lote de almuerzos empaquetados con un plazo de caducidad de cuatro días, que son almacenados en las neveras de las empresas para que sus empleados los recojan  cuando quieran.

Los bentos pueden ser pedidos en línea, ya sea de manera individual o por una empresa en lotes.

Avick ofrece a sus clientes una lista de 600 diferentes platos japoneses, chinos y vietnamitas a un costo de 600 yenes (5,4 dólares).

Veltra, un operador web de reservas de viajes, es un cliente habitual. Cada día recibe en su oficina en Tokio de dos a tres docenas de bentos. “Hay muchos restaurantes en la zona, pero todos son caros”, dice un empleado.

Una trabajadora resalta el hecho de que la comida que ofrece Avick es saludable. Esto es importante para ella, pues está preocupada por el impacto que puede tener en la salud la comida rápida y aquella que venden las tiendas de conveniencia.

Ahora, muchas compañías en Tokio están recurriendo a servicios como los mencionados para asegurarse de que los empleados reciban una buena comida si no tienen tiempo de salir (o para que puedan pasar su tiempo de almuerzo haciendo algo más divertido que esperar en un restaurante a ser atendidos), destaca Nikkei

Según una encuesta realizada por el fabricante de alimentos envasados Fujicco, alrededor del 70% de los 400 encuestados dijeron que querían pasar el almuerzo haciendo algo que les gustara hacer, no solo comer.

Brindar a sus empleados la posibilidad de tener una comida saludable y que puedan descansar durante el tiempo de almuerzo o hacer lo que prefieran forma parte de los esfuerzos de las empresas para modificar una cultural laboral caracterizada por el trabajo excesivo. (International Press)


Publicidad
Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario