El PIB de Japón crece más de lo esperado

 

El producto interior bruto (PIB) de Japón creció a un ritmo anual del 2,2 % en el primer trimestre de 2017, gracias sobre todo al aumento de las exportaciones, del consumo doméstico y de la inversión inmobiliaria, informó hoy el Gobierno.

Entre enero y marzo, la tercera economía mundial se expandió a su vez un 0,5 % con respecto al trimestre precedente, según los datos publicados por la Oficina del Gabinete del país asiático.

Durante el último trimestre de 2016, el PIB japonés había avanzado un 1,2 % anualizado y un 0,3 % respecto al tercer trimestre.

La expansión del PIB de Japón supone la quinta consecutiva en términos intertrimestrales, su mejor racha en una década, y supera las expectativas de los analistas.

El avance de las exportaciones, uno de los componentes de peso del PIB nipón, fue el que más impulso dio a la economía japonesa durante el primer trimestre del año.

En este caso, el avance fue del 8,9 % a ritmo anual y del 2,1 % con respecto a octubre-diciembre del año precedente.

Otro de lo componentes que influyó positivamente fue la expansión del consumo doméstico, un pilar que compone prácticamente el 60 % de la economía japonesa, que avanzó un 0,4 % intertrimestral tan mantenerse plano en el trimestre anterior, y un 1,4 % a ritmo anual.

No obstante, existe preocupación de que el gasto pueda vacilar nuevamente, debido a que las subidas salariales están lejos del ritmo que desea el Gobierno para apoyar a los hogares y permitir una subida de precios.

La demanda doméstica también aumentó durante el primer trimestre de 2017, un 1,6 % en término anuales y un 0,4 % intertrimestral, tras caer y mantenerse plano en los dos trimestres precedentes.

Por su parte, la inversión inmobiliaria creció a un ritmo anual del 3 % y un 0,7 % con respecto al trimestre anterior.

La inversión de capital corporativo, otro componente clave de la estrategia económica del actual Gobierno del primer ministro Shinzo Abe para estimular la recuperación, aumentó un 0,2 % intertrimestral tras cosechar un avance del 1,9 % entre octubre y diciembre.

La inversión de las empresas se ha visto lastrada por la incertidumbre en la coyuntura global y la apreciación del yen, una tendencia que merma las remesas de los grandes exportadores nipones.

La evolución de la inversión pública, también incluida entre los pilares de crecimiento en el “Abenomics” -el agresivo programa de reforma económico impulsado por Abe-, retrocedió un 0,3 % anualizado y un 0,1 % con respecto al trimestre precedente. (EFE)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario