Hotel de cadáveres en Japón, entre el rechazo y el agradecimiento


Foto coffinsireland.com

 


Publicidad

Negocio crece ante la escasez de crematorios

Foto coffinsireland.com
Foto coffinsireland.com

En una tranquila calle residencial en la ciudad de Kawasaki un hotel es motivo de quejas entre los vecinos. A diferencia de los hoteles convencionales, aquel alberga cadáveres.

Los llamados hoteles de cadáveres en Japón no son otra cosa que morgues camufladas, revela Reuters.

Estos macabros hoteles son utilizados como almacenes temporales de cuerpos en espera de un “cupo” para ser convertidos en cenizas en los ocupados crematorios del país.

Hisao Takegishi, dueño del cuestionado hotel, explica a Reuters que Japón necesita más crematorios, pero como no hay espacio para hacerlo se han creado negocios como el suyo, que opera desde 2014.

Sousou (así se llama el hotel) cobra 9.000 yenes al día (83 dólares) por alojar un cuerpo en una de las diez habitaciones con las que cuenta hasta que los parientes del fallecido encuentren un crematorio. Ojo, el tiempo de permanencia no es indefinido: máximo cuatro días.

En este hotel los cuerpos no se refrigeran. Todo lo que hay es aire acondicionado en los cuartos.

Los vecinos, como era previsible, no están nada contentos. Lo describen como un sitio repulsivo. Una mujer de 50 años que vive detrás de Sousou ha exigido que el hotel coloque rejillas de ventilación de aire por encima del nivel del suelo, pero ha sido ignorada.

Los clientes de Sousou, sin embargo, lo ven de otra manera. Ellos agradecen que exista un lugar donde puedan “guardar” a sus parientes fallecidos.

Una mujer de 69 años cuya madre yace en un ataúd en el hotel destaca la oportunidad de que los allegados de un muerto puedan visitarlo antes de ser llevado a un crematorio.

En la vista de la creciente demanda, Takegishi planea abrir más hoteles de cadáveres en otras ciudades. Dicho sea de paso, el dueño de Sousou antes se dedicaba a la organización de bodas.

La población en Japón está muriendo a un ritmo cada vez más rápido. El año pasado murieron 1,302 millones de personas (29.000 más que en 2014), la cifra más alta registrada desde el fin de la guerra. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario