Bolsa de Tokio cae en parte por temores sobre el impacto del terremoto

Bolsa de Tokio

 




Publicidad

Empresas que operan en Kumamoto retroceden

Bolsa de Tokio
Bolsa de Tokio

La Bolsa de Tokio rompió el viernes su racha de tres subidas consecutivas, debido principalmente a la retirada de beneficios y a los temores sobre el impacto económico del fuerte terremoto acaecido en la víspera en el sudoeste del país.

El índice referencial Nikkei cerró con una bajada de 63,02 puntos, un 0,37 por ciento, hasta las 16.848,03 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 9,95 puntos, un 0,72 por ciento, hasta los 1.361,40 enteros.

El parqué tokiota permaneció principalmente en territorio negativo durante la mañana, debido a que los inversores optaron por la retirada de beneficios después de tres jornadas consecutivas de ganancias.

Los inversores “se han decantado mayoritariamente por la venta tras la subida acumulada del Nikkei de más de 1.100 puntos en tres días”, destacó en este sentido el analista Makoto Sengoku, de Tokai Tokyo Research Institute, en declaraciones a la agencia local Kyodo.

También pesaron sobre la Bolsa de Tokio los temores sobre el perjuicio económico que pueda causar sobre las empresas niponas el terremoto de 6,5 grados que golpeó la prefectura de Kumamoto en la víspera, y que ha dejado al menos nueve muertos y más de un millar de heridos, además de cuantiosos daños materiales.

Entre las compañías que operan en esta región nipona destacan las pérdidas del gigante de la electrónica Sony (3,2 por ciento), el fabricante de vehículos Honda Motor (1,0 por ciento) y el productor de neumáticos Bridgestone (0,5 por ciento).

A raíz del seísmo, Sony se ha visto obligado a parar sus líneas de montaje de sensores de imagen en Kumamoto, mientras que Honda Motor detuvo la producción en su fábrica de motocicletas en la misma región, al igual que ha sucedido con las plantas de otras empresas como Mitsubishi Electric o Toyota Motor.

En el apartado positivo, la divisa nipona volvió a perder terreno frente al dólar, una tendencia que favorece a los grandes exportadores nipones, ante las expectativas crecientes sobre una posible intervención de Japón para frenar la volatilidad en los mercados de divisas.

Los sectores que registraron mayores pérdidas fueron los de la minería, el bancario y el de la maquinaria eléctrica.

El volumen de negocio ascendió a 2,059 billones de yenes (16.733 millones de euros), por debajo de los 2,668 billones de yenes (21.716 millones de euros) de la víspera.

La caída tiene lugar después de los tres ascensos consecutivos -los dos últimos en torno al 3 por ciento- registrados en el parqué tokiota, y propiciados sobre todo por la frenada en el auge del yen. (EFE)

 

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario