Autobuses turísticos, un dolor de cabeza para los habitantes de Tokio


Residentes llevan dos años quejándose


Publicidad


Tokio parece no estar totalmente preparado para atender al creciente número de turistas extranjeros que lo visitan. Por ejemplo, no hay suficientes sitios para aparcar en la capital japonesa.

Los grandes autobuses que transportan turistas y se estacionan en la calle (ante la escasez de zonas para aparcar), bloqueando el tráfico, son motivos de queja de automovilistas y residentes, revela la agencia Kyodo.

A principios de enero, unos ocho autobuses turísticos ocuparon el carril izquierdo de una carretera de cuatro carriles en el exclusivo distrito de Ginza.

Los autobuses estaban aparcados esperando a turistas chinos que hacían compras en los grandes almacenes y tiendas.

El conductor de uno de los vehículos se justificó diciendo que usualmente se estaciona ahí porque no hay otros sitios para hacerlo. Los chóferes llegan a una hora programada, pero con suerte tienen que esperar 15 minutos hasta que los chinos terminen de comprar. No son infrecuentes los retrasos de hasta media hora.

Mientras tanto, tienen que abandonar temporalmente el lugar que ocupan por advertencia de la policía, pero al rato vuelven para esperar al resto de turistas.

Las quejas no son nuevas. La estación de policía de Tsukiji, que tiene jurisdicción sobre Ginza, ha recibido numerosos reclamos en los últimos dos años.

Los autobuses turísticos que bloquean calles también forman parte del paisaje de otros destinos visitados por los extranjeros, como los alrededores del templo Sensoji en Asakusa y la zona de Kabukicho en Shinjuku. Incluso algunos conductores han sido multados.

No solo existe preocupación por la interrupción del tráfico, sino también por la posibilidad de que se produzcan accidentes.

El líder de una asociación de empresarios de Ginza declaró a Kyodo que el gobierno central y el gobierno de Tokio deben ofrecer más zonas para estacionar si van a promover el turismo.

Hay propuestas. La oficina municipal de Chuo planea sugerir que el sitio que ocupa el mercado de Tsukiji, que será reubicado en noviembre, sea utilizado como un estacionamiento.

El año pasado, Japón recibió la cifra récord de 19,74 millones de turistas extranjeros. A medida que nos acerquemos a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la cifra aumentará. Para evitar problemas como los causados por los buses, la policía y el gobierno de Tokio y el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo están llevando a cabo conversaciones para discutir la manera de garantizar que haya suficientes sitios para aparcar. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario