Empresas japonesas apuestan por la medicina regenerativa para combatir el cáncer

Takeda Pharmaceutical (foto Reuters)

También desarrollan tratamientos contra la diabetes y el Parkinson

Takeda Pharmaceutical (foto Reuters)
Takeda Pharmaceutical (foto Reuters)

Los fabricantes de medicamentos en Japón tienen la mira puesta en el creciente mercado de la medicina regenerativa, y para ello están formando alianzas académico-empresariales con fines de investigación o comprando empresas en el extranjero.

Takeda Pharmaceutical asignará un total de 20.000 millones de yenes (168 millones de dólares) para financiar una investigación conjunta con el Centro para la Investigación y Aplicación de células iPS (CiRA) de la Universidad de Kioto.

Ambas partes ya están utilizando células madre pluripotentes para desarrollar tratamientos farmacológicos y otras terapias para combatir el cáncer, la insuficiencia cardíaca y la diabetes, entre otros males.

La alianza une los conocimientos científicos de la Universidad de Kioto y el músculo financiero de Takeda, destaca el diario Nikkei.

La farmacéutica nipona ha destinado alrededor de 2.000 metros cuadrados de su centro de investigación de Kanagawa para este proyecto, en el que trabajan 60 investigadores.

La iniciativa conjunta se ampliará la próxima primavera, expandiendo las áreas de trabajo de seis a diez y el número de investigadores a cien. Está previsto que las nuevas terapias entren en fase de ensayo clínico dentro de cinco años.

Siguiendo un camino similar, Sumitomo Dainippon Pharma se ha aliado con CiRA y Hitachi para desarrollar un tratamiento basado en células iPS –más rápido y menos costoso– para la enfermedad de Parkinson.

Por su parte, Fujifilm Holdings adquirió el año pasado, por alrededor de 307 millones de dólares, la estadounidense Cellular Dynamics International, que ha desarrollado un gran número de patentes relacionados con las células iPS.

Mientras tanto, Astellas Pharma acordó la compra de la empresa estadounidense de biotecnología Ocata Therapeutics por alrededor de 379 millones de dólares. Ocata está desarrollando un tratamiento basado en células madre embrionarias para la degeneración macular relacionada con la edad.

De este modo, las empresas japonesas están tomando la iniciativa para desarrollar tratamientos o fármacos a partir de células iPS o aplicar otras tecnologías con el objetivo de ganar terreno en el cada vez más competitivo mercado de la medicina regenerativa. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.155 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio


LECTOR