SoftBank y Sharp crearán una empresa conjunta para gestionar plantas solares

Planta solar (foto SoftBank)

No descartan expandir sus operaciones en el extranjero


Publicidad

Planta solar (foto SoftBank)
Planta solar (foto SoftBank)

El gigante nipón de las telecomunicaciones Softbank y el fabricante de electrónica Sharp crearán una empresa conjunta en diciembre destinada a la instalación y el mantenimiento de plantas solares, informó hoy el diario económico Nikkei.

La finalidad de la compañía será hacerse cargo de la instalación, el mantenimiento y las inspecciones de las plantas solares del grupo SoftBank, en primera instancia, y posteriormente ofrecer sus servicios a otras operadoras.

La nueva empresa, cuyo nombre no ha trascendido, comenzará sus operaciones la próxima primavera y contará con un capital de entre 100 y 200 millones de yenes (758.753 euros-1,5 millones de euros/828.706 dólares-1,6 millones de dólares) en el que SB Energy, subsidiaria de Softbank, contará con la participación mayoritaria, indicó Nikkei.

Con esta nueva entidad ambas empresas esperan reducir los costes de instalación en torno a un 10 por ciento y el de mantenimiento en un 30 por ciento.

De este modo, quieren compensar los efectos que han causado las reducciones aplicadas por el Gobierno nipón en las tarifas para la electricidad generada por energía solar, que han dejado un precio garantizado para este tipo de energía un 30 % más barato que hace tres años.

Para reducir los costes de instalación, la nueva empresa asumirá tareas como el diseño de las instalaciones, la adquisición de materiales y realizar pedidos directamente para otros trabajos, con lo que lograría eliminar a los intermediarios.

Las tareas de mantenimiento e inspecciones incluirán el uso de tecnologías de información para la supervisión remota y centralizada de varias plantas de energía.

SoftBank ha hecho pública su intención de involucrarse en plantas solares en India, por lo que con el tiempo la nueva compañía podría expandir sus operaciones al extranjero.

Para Sharp, inmersa en un proceso de reestructuración que incluye numerosos despidos y el cierre de fábricas debido a las cuantiosas pérdidas registradas en los últimos años, el proyecto supone una vía para revitalizar su negocio solar.

Su situación económica ya ha llevado a la compañía japonesa a considerar la venta de su unidad de producción de pantallas de cristal líquido (LCD) e incluso una reducción de capital. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario