FMI elogia recuperación económica de Japón pero pide acciones contundentes

Gobierno nipón debe potenciar la subida de salarios y la inversión


Publicidad

FMI
El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que Japón vive una “recuperación moderada” gracias al programa de reforma económica del Gobierno pero a su vez cree necesario acelerar reformas para potenciar el crecimiento, según el informe de su misión anual en el país asiático.

En el contexto actual, el organismo cree que el producto interior bruto (PIB) de Japón crecerá “en torno al 1 por ciento en 2015 y al 1,5 por ciento en 2016” y que los precios subirán gradualmente gracias al programa de compra masiva de activos activado por el Banco de Japón (BoJ) en 2013 para finiquitar el ciclo deflacionario.

Como resultado de estas políticas y de una posible subida del petróleo, el FMI espera que “la inflación se recupere hacia el final de 2015 y que suba gradualmente hasta en torno al 1,5 por ciento interanual a medio plazo”.

De hecho, insta al BoJ a “estar listo para llevar a cabo una flexibilización adicional” y a “proporcionar una orientación más sólida a los mercados a través de una comunicación más fluida”.

“El “Abenomics” (sobrenombre del programa que abandera el primer ministro, Shinzo Abe) ha sacado a Japón del abatimiento”, admite el texto.

“Sin embargo sus flechas (“Abenomics” consta de tres “flechas”, la primera de ellas el paquete flexibilizador del BoJ) necesitan reforzarse para que el programa de reforma esté a la altura de sus promesas de lograr un cambio de régimen histórico”, añade.

El organismo con sede en Washington pone especial énfasis en la necesidad de llevar a cabo “vigorosas reformas estructurales” (la llamada tercera flecha del “Abenomics”), además de instar a potenciar la subida de salarios y la inversión.

“Las autoridades han hecho algunos progresos en su agenda de reformas estructurales”, explica, “pero su impacto aún debe materializarse de manera sustancial”, añade.

Según el FMI, “hay una urgente necesidad de acometer acciones contundentes” en terrenos como la reforma del mercado laboral para hacerlo más competitivo o en terminar con el proteccionismo de determinados sectores como el agrícola (en ese sentido incita a acelerar la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico).

También en acometer una transformación del sector financiero para, por ejemplo, acabar con regímenes de ayuda a pymes improductivas o apoyar en mayor medida la expansión de los mercados financieros o la provisión de capital de riesgo.

También señala los riesgos de la excesiva carga fiscal que puede suponer el aumento del gasto público (la segunda flecha de “Abenomics”) de cara a la enorme necesidad de consolidación fiscal de Japón (el país desarrollado con la mayor deuda pública del mundo). (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad