Empresa japonesa “arresta” a empleados que incumplen las reglas internas

Uno de los ambientes de Crozz.

El experimento funciona en Crozz, donde se crean juegos para Smartphone.

Uno de los ambientes de Crozz.
Uno de los ambientes de Crozz.

Publicidad

“¡ARRESTADO!”, quién no se sorprendería si encuentra este cartel al abrir el locker de su oficina en la mañana, pero para “CROOZ”, empresa japonesa que se dedica a desarrollar juegos para Smartphone como HunterXHunter y Monster EGG Island, esta escena es común.

El “arrestado” es, por ejemplo: Un empleado que no cerró con llave su locker al final de su trabajo. No le ponen esposas, pero se coloca en un lugar destacado de la oficina el nombre del “detenido” que tiene que sufrir la vergüenza del “arresto” público.

Los que tienen el derecho de “arrestar” son los “CROOZZ polis”, grupo conformado por 20 empleados. Ellos chequean 3 veces al mes los cierres de los lockers para evitar una filtración de información, la devolución sin atraso de los Smartphone que se prestan a los empleados para chequear los nuevos juegos, y la limpieza y orden de los escritorios.

El jefe de la sección que más “arrestados” ha tenido se gana el título de “director carcocha” y en la reunión de todos los empleados que se realiza cada 3 meses se hace el anuncio en una pantalla grande donde sale su cara garabateada con dibujitos. En la reunión todos terminan matándose de risa. Este es el estilo de CROOZ que da gran importancia al entretenimiento.

La situación, aunque resulte incómoda por la llamada de atención directa del jefe de la empresa, se convierte en positiva si termina en una carcajada general, informa el diario Asahi.

Casi todos los miembros de “CROOZ polis” son nuevos empleados. La elección es a propósito para que aprendan el manejo de riesgo. “Estamos esforzándonos para reaccionar rápido cuando aparezcan problemas en la empresa, por eso repartimos las responsabilidades, un grupo debe pensar la estrategia para hacer un chequeo eficiente y otro grupo debe promover la buena conducta para no ser “detenido”. Pero estaba muy nervioso cuando “arrestamos” a uno de los directivos de la empresa”, comentó un joven empleado miembro de los “CROOZ polis”. (ipcdigital)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad