Buen rendimiento en Japón y Norteamérica mejora el beneficio de Nissan

Compañía japonesa incrementa en casi 20 % sus ganancias


Andrés Sánchez Braun / EFE

El éxito de ventas de Nissan Motor en varios mercados clave resultó decisivo para que el fabricante de vehículos incrementara en casi un 20 por ciento su beneficio neto en los tres primeros trimestres del ejercicio.

El fabricante con sede en Yokohama ganó 274.100 millones de yenes (1.966 millones de euros) entre abril y diciembre de 2013, un 18,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Su beneficio operativo fue de 300.657 millones de yenes (2.157 millones de euros), un 9,5 por ciento interanual más y su facturación de 7,27 billones de yenes (52.174 millones de euros), un 19,7 por ciento superior.

En este punto resultó fundamental que la venta de unidades se incrementará en un 7,4 y un 13,1 por ciento en dos de sus mercados más importantes, Japón y Norteamérica.

Esto sirvió para contrarrestar el retroceso que han sufrido sus ventas en Europa, la ralentización que ha experimentado en varios mercados emergentes o las llamadas a revisión de varios cientos de modelos que han tendido lugar en esos nueve meses.

Unas 908.000 unidades registraron en septiembre un problema en el acelerador que podía provocar que el motor se parara, y, de hecho, la semana pasada llamó a revisión a otras 188.000 debido a un problema en el software de frenado.

Situaciones así llevaron al segundo fabricante nipón por volumen de ventas a rebajar en un 18,3 por ciento su estimación de beneficio neto para la totalidad del ejercicio, que en Japón concluye el 31 de marzo.

No obstante, pese a estos costosos contratiempos, el presidente Carlos Ghosn quiso recordar en un comunicado que la calidad y variedad del catálogo han motivado una fuerte demanda que está llevando a la empresa a beneficios.

En los próximos meses Nissan tiene previsto lanzar el nuevo Qashqai en Europa, el Datsun Go en India, el X-Trail, el DAYZ ROOX y el Skyline en Japón o el Rogue en Estados Unidos, modelos que espera que impulsen aún más esa demanda.

La caída del yen también contribuyó a mejorar el beneficio neto de Nissan, aunque como han señalado muchos analistas, el factor cambiario es algo de lo que apenas puede ya depender la compañía para mejorar sus ingresos.

A diferencia de fabricantes como Toyota, Mazda o Mitsubishi, que con la caída de la divisa ven mejorada su competitividad y sus beneficios al repatriarlos porque mantienen un importante volumen operativo en Japón, Nissan ha obtenido una ganancia mucho menor por haber desplazado buena parte de su producción fuera.

Este movimiento, que le llevó a ser el primer fabricante en recuperarse tras el tsunami de 2011, hace que Nissan solo produzca ya poco más de un 20 por ciento de sus vehículos en el país asiático.

De cualquier modo la compañía espera que sus ventas se mantengan fuertes en lo que resta de ejercicio y espera vender en total unos 5,2 millones de vehículos a lo largo del año fiscal 2013, lo que le supondría unos ingresos de 10,19 billones de yenes (73.154 euros), un 16,6 por ciento más que en 2012.

También espera un beneficio operativo de 490.000 millones de yenes (3.517 millones de euros), lo que supondría un incremento interanual del 11,7 por ciento, y un beneficio neto de 355.000 millones de yenes (2.548 millones de euros), un 4,1 por ciento más comparado con el ejercicio 2012.

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.878 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio


3 Trackbacks / Pingbacks

  1. https://krajowy.biz/
  2. nova88
  3. sbo

Los comentarios están cerrados.