Dejan flores en lugar donde japonesa murió intentando rescatar a un anciano

Padre de la víctima recuerda que era amable desde pequeña


Publicidad

Natsue Murata, una mujer de 40 años, murió arrollada por un tren el martes mientras intentaba rescatar a un anciano que yacía boca abajo en un cruce ferroviario en Yokohama. Logró salvarle la vida a costa de la suya.

Varias personas han dejado flores en el escenario de la tragedia, reveló la NHK. Vecinos o gente que se enteró del hecho por las noticias han acudido al lugar para honrar la memoria de la valiente mujer.

Uno de los dolientes, una mujer de 62 años, dijo que ella no podría haber corrido a salvar al anciano y que para el padre de la fallecida debe de haber sido doloroso ser testigo de la muerte de su hija.

Murata, que vivía en los alrededores, estaba en un automóvil conducido por su padre mientras esperaban que el tren cruzara.

El papa recordó que su hija salió corriendo del vehículo cuando vio al anciano caído diciendo que tenía que ayudarlo. Él intentó disuadirla, pero Natsue siguió adelante.

“Quiero decirle que el hombre que ella trató de salvar sobrevivió”, declaró a Mainichi Shimbun.

Asimismo, recordó que su hija era amable desde pequeña. Su único consuelo, dijo el afligido padre, es que el hombre no murió.


Publicidad
Publicidad
Publicidad