Arrestan a japonesa de 15 años por intentar robar 4 millones de yenes a través de una estafa telefónica


Se hizo pasar por hijo de la víctima


Publicidad


Las estafas telefónicas, a través de las cuales un delincuente se hace pasar por un pariente de la persona a la que llama (usualmente un anciano) para contarle que está en una situación de emergencia y necesita dinero, no son infrecuentes en Japón.

Lo raro es que el estafador sea una estudiante de secundaria de 15 años, como la que llamó a una mujer en Tokio fingiendo ser su hijo para decirle que había perdido un sobre que contenía dinero de su jefe y que necesitaba cuatro millones de yenes (alrededor de 40.000 dólares) para reponerlo.

La adolescente le dijo a la madre, una mujer de 55 años, que un hombre (un subordinado de su jefe) se encontraría con ella para recibir el dinero.

La mujer no mordió el anzuelo y se comunicó con la policía, que llegó al lugar acordado, donde arrestó a la estafadora, que estaba con el cabello recogido y vestía un traje para representar el papel del empleado que debía recibir el dinero, reveló Japan Today.

La policía está investigando si la estudiante actuó sola o tuvo cómplices.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad