Las frases de Chespirito, el comediante de la “Ch” amado en Latinoamérica

“Fue sin querer queriendo”, “Se me chispoteó”, “Se aprovechan de mi nobleza”…

La vecindad del Chavo

De la lógica de “lo sospeché desde un principio” a la excusa del “fue sin querer queriendo”, Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, fallecido hoy a los 85 años, dejó escritas frases reconocibles en toda América Latina.

Considerado un Shakespeare “chiquito”, Gómez Bolaños creó los personajes del Chavo del 8, el Chapulín Colorado, el Doctor Chapatín y el Chómpiras, todos ellos protagonistas de la televisión mexicana del último medio siglo.

Para la posteridad quedaron las frases infantiles del Chavo del 8 y las doctas explicaciones empleadas por el Chapulín Colorado y las excusas del Chómpiras.

“Fue sin querer queriendo”, argumentaba el Chavo del Ocho, el eterno niño que vivía en un barril de vecindad, para explicar algunas de esas cosas que no había pretendido realizar.

“Bueno, pero no se enojen” era la frase que utilizaba para pedir un poco de comprensión a sus acciones, siempre infantiles.

“Se me chispoteó”, explicaba el niño del gorro y pecas para justificar algún desliz verbal, especialmente cuando llamaba “maistro longaniza” a su profesor Jirafales.

Cuando no le daba vida al niño de vecindad, se convertía en el heroico Chapulín Colorado, personaje de traje rojo con antenas de vinil y con su “Chipote Chillón” y sus pastillas de “Chiquitolina” como armas principales.

“Más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga, su escudo es un corazón”, escuchaban los televidentes cuando el héroe surgía inesperado ante el llamado de auxilio de “Y ahora, ¿quién podrá defenderme?”.

“Síganme los buenos”, era su grito de batalla para lanzarse al combate de los malos, para enseguida tropezarse con cualquier cosa.

“Se aprovechan de mi nobleza”, espetaba a los amigos ante lo que consideraba un abuso a su buena voluntad.

“Silencio, mis antenitas de vinil están detectando la presencia del enemigo”, alertaba a todos a su alrededor.

“Lo sospeché desde un principio”, afirmaba ante la evidencia de la maldad que combatía.

“No contaban con mi astucia”, sentenciaba tras dar por solucionado el conflicto por el cual había sido convocado.

“Ya lo dice el viejo y conocido refrán”, dictaba el Chapulín para enseguida enredarse con los mismos.

Con el Chómpiras, un ratero compañero del Botija a cargo del comediante Édgar Vivar, Chespirito hizo famosas frases como “Tómalo por el lado amable” y “Pa’ que te digo que no, si sí”.

Entre los personajes creados por Chespirito destacan Don Ramón, la Bruja del 71, la Chilindrina, Quico, Jaimito “el Cartero”, el profesor Jirafales, el Botija y Doña Florinda y la Chimultrufia, ambos interpretados por la compañera de su vida, Florinda Meza. (EFE)

 



Publicidad