Madre de niña japonesa de 3 años que habría muerto de hambre ya la había abandonado antes


Oizumi, ciudad donde vivía la víctima

Filipina dejó a la pequeña y a su otra hija durante más de un año para irse a su país


Publicidad

Oizumi, ciudad donde vivía la víctima

La madre de una niña japonesa de 3 años de edad, quien aparentemente habría muerto de hambre el mes pasado en la ciudad de Oizumi, en Gunma, ya había abandonado anteriormente a su hija, reveló Manichi Shimbun.

La pequeña fue hallada sin vida en su apartamento el 18 de febrero pasado. Quien dio la voz de alerta fue su hermana, de 14 años. ¿La madre? Estaba en Filipinas, su país de origen.

No era la primera vez que la mujer dejaba solas a sus hijas. Ya lo había durante más de un año en noviembre de 2009. Las dos niñas fueron dejadas al cuidado de un conocido, a quien la filipina dijo que permanecería aproximadamente una semana en su país.

Como no lo hizo, las pequeñas regresaron solas a su casa. Al enterarse, otro conocido de la madre avisó a un centro que vela por el cuidado de los niños, que las tomó bajo su protección.

Cuando la filipina retornó a Japón, más de un año después, fue a buscar a sus niñas al centro infantil. Aseguró que no había podido volver antes porque había estado enferma.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad