Nintendo perdió más de 48 mil millones de yenes entre abril y diciembre de 2011

Sus ventas se redujeron más de un 30 por ciento interanual


Publicidad

La multinacional japonesa de los videojuegos Nintendo perdió 48.351 millones de yenes (474,4 millones de euros) entre abril y diciembre de 2011, en medio del impacto de la fortaleza del yen y pese a los resultados positivos de ventas de software y de su consola 3DS en el último tramo del año.

Las pérdidas del grupo en esos tres trimestres, los primeros del año fiscal nipón, contrastan con los resultados del mismo periodo de 2010, cuando tuvo un beneficio neto de 49.557 millones de yenes (486 millones de euros).

Nintendo también revisó a la baja sus previsiones de resultados para este año fiscal, que termina el 31 de marzo, y pronosticó una pérdida de 65.000 millones de yenes (unos 637 millones de euros), por encima de los 20.000 millones de yenes (196 millones de euros) estimados en octubre.

Sus ingresos por ventas en los primeros nueve meses del año fiscal se redujeron un 31,2 por ciento interanual hasta los 556.166 millones de yenes (5.457 millones de euros).

“Las ventas de software aumentaron en la temporada de fin de año, lo que contribuyó a la mejora de las ventas de la consola Nintendo 3DS”, hasta el punto de que “sobrepasaron las ventas de la Nintendo DS o la Wii en el mismo periodo tras su lanzamiento”, señaló el grupo en un comunicado.

Sin embargo, la ralentización de las ventas en la primera mitad del año fiscal (abril-septiembre) lastró los resultados de los primeros nueve meses, según el grupo.

En total, entre abril y diciembre Nintendo vendió 4,64 millones de unidades de su consola DS, frente a los 15,4 millones del mismo periodo del año anterior.

También las ventas de la Wii se redujeron significativamente, al pasar de 13,7 millones a 8,96 millones, según detalló el grupo.

De su nueva consola, la 3DS, que salió al mercado japonés en febrero y en el resto de los mercados en marzo, Nintendo vendió 11,4 millones de unidades.

Al impulso de las ventas contribuyó el significativo recorte sobre el precio de la consola el pasado agosto, además del lanzamiento de nuevos títulos de software en la temporada navideña, indicó el grupo.

En la segunda mitad de este año el fabricante nipón tiene previsto sacar al mercado su nuevo modelo Wii U, la sucesora de la en su día exitosa Wii, anunciada el pasado junio en la feria de videojuegos E3 de Los Ángeles (EEUU).

Esta nueva consola contará con una pantalla táctil que pretende ampliar el concepto de juego en grupo de Wii (que en inglés se pronuncia como “nosotros”) a las posibilidades para el jugador individual (tú, o lo que es lo mismo, “U” en inglés). (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario