Trabajadores de la central de Fukushima corren riesgo de morir o deprimirse por exceso de trabajo

Trabajador de Tepco (foto Reuters)

Médico afirma que tienen sentimiento de culpa por trabajar para la empresa responsable de la amenaza nuclear


Publicidad

Trabajador de Tepco (foto Reuters)

Los trabajadores que intentan controlar la situación en la central nuclear de Fukushima corren el riesgo de deprimirse o morir por exceso de trabajo, reveló un médico que los examinó hace poco.

Los operarios de Tepco no sólo están realizando un trabajo peligroso en condiciones difíciles, sino que además tienen un sentido de responsabilidad moral como empleados de la empresa culpable del desastre nuclear, dijo Takeshi Tanigawa.

Algunos de ellos también fueron víctimas del terremoto y el tsunami del 11 de marzo, y han tenido que enfrentar las muertes de familiares o amigos. Los trabajadores están expuestos a múltiples tensiones, remarcó el especialista.

”Muchos se quejan de que tienen dificultad para dormir, y los riesgos de la depresión y la muerte por exceso de trabajo van a aumentar más aún si esto continúa así”, dijo tras ver a unos 90 trabajadores.

Al final de cada día, los trabajadores son descontaminados y van a la planta nuclear Daini a dormir en el suelo de un gimnasio, en sacos de dormir con mantas. Entre ellos hay uno que trabaja todo el día, contó.

Los operarios tienen una dieta pobre, que consiste sobre todo alimentos enlatados, aunque ahora pueden tener tres comidas al día, mejor que al principio, cuando solo tenían una comida diaria.

Aquellos que no son funcionarios de alto nivel trabajan cuatro días y descansan dos, pero no pueden bañarse durante los cuatro días de trabajo a pesar de que sudan copiosamente.

Tanigawa sostuvo que al no poder tomar un baño y refrescarse, los trabajadores ”no sólo son vulnerables a diversas enfermedades y trastornos de la piel, sino que también pueden cometer errores en su trabajo”.

El médico detectó que los operarios están fuertemente estresados no solo por la enorme presión que cargan sobre sus espaldas, sino también porque sus familias les piden que no acudan a trabajar.

”Más del 80% de los empleados tienen sus casas en el área de 20 km de radio alrededor de la central nuclear y varios han perdido a sus familiares”, dijo. ”Por otro lado, tienden a sentirse en deuda por trabajar para una empresa culpable (de la crisis nuclear)”, añadió.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario