Aumenta en un 78% las residencias para ancianos que emplean a extranjeros en Shizuoka

Aumenta en un 78% las residencias para ancianos que emplean a extranjeros en Shizuoka.


Publicidad

International Press

El gobierno provincial de Shizuoka promociona desde el 2009 la recolocación de trabajadores extranjeros en el segmento laboral de cuidado de ancianos y el esfuerzo está dando sus frutos este año, pues aumentó en un 78% el número de casas de ancianos que emplean a extranjeros y en un 60% el número de extranjeros que ya relizan esa labor, confirmó hoy viernes 26 el gobierno local a International Press.

Según la última investigación realizada por Shizuoka, en el año fiscal 2009 había 45 casas para ancianos que empleaban a extranjeros y el número ascendió a 80 hasta octubre del 2010. El número de empleados extranjeros también ha subido desde 82 personas hasta 131.

De acuerdo a las nacionalidades hay 54 personas de origen filipino, 31 brasileñas, 14 de Perú y 11 de China. El cuanto a los trabajadores peruanos que laboran en las casas para ancianos de Shizuoka sólo se registró un aumento.

Por otra parte, Japón y Filipinas tienen el acuerdo EPA por el cual los enfermeros filipinos pueden trabajar en Japón bajo ciertas condiciones como por ejemplo, el requisito de conseguir la licencia japonesa dentro de 4 años. Sin embargo, 37 de los 54 filipinos que están trabajando en Shizuoka no tienen relación con el EPA, según la investigación provincial.

En el trabajo de investigación se realizó una encuesta que fue respondida por 349 casas para ancianos, la mitad de ellas señaló que el mayor probrema es que los extranjeros no pueden escribir los informes diarios. No obstante, había casas que indicaron sus ventajas como el carácter de los extranjeros que es más alegre y cariñoso que el de los trabajadores japoneses.

El gobierno de Shizuoka desarrolló en el 2009 un sistema bilingüe en japonés e inglés para que los trabajadores, principalmente filipinos, puedan hacer informes diarios y son ofrecidos a estas residencias.

Noriaki Aono, funcionario del Departamento de Bienestar de Shizuoka, explicó que la mayoría de las casas para ancianos tiene “dificultades crónicas” de “escasez de manos de obra” y se ha “previsto el crecimiento de las ofertas de trabajo en el futuro”. “Por eso Shizuoka lanzó una nueva política porque será difícil cubrir las ofertas de trabajo solamente con japoneses”, dijo a International Press.

De aquí en adelante, la provincia de Shizuoka estará dispuesta a crear el citado sistema en otras lenguas como el español y el portugués, además de otros proyectos de ayuda o recolocación en el sector de cuidado de ancianos siempre y cuando haya demanda de las propìas casas.

Shizuoka también seguirá pidiendo al gobierno central una mejora del sistema administrativo para que los inmigrantes puedan trabajar con facilidades en las casas para ancianos. Hasta ahora, Shizuoka propuso la prolongación del tiempo de estadía permitido para enfermeros filipinos e indonesios que vienen en el marco del acuerdo EPA.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario