Japonesa que recibió eutanasia dejó testamento a su padre

Los médicos acusados (TV Asahi)

El jueves pasado, la policía arrestó a los médicos Yoshikazu Okubo y Naoki Yamamoto por la muerte de una mujer de 51 años que sufría de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad que causa parálisis gradual.

En noviembre pasado, Okubo y Yamamoto visitaron a la mujer en su vivienda en Kioto y le suministraron una dosis letal de un medicamento para que muriera.

La víctima, Yuri Hayashi, había expresado su deseo de morir y dejó un testamento a su padre, revela Kyodo.

Hayashi dejó constancia de que no quería que se realizara un funeral y le pidió a su padre que usara los ahorros que ella tenía para que la familia pudiera lidiar con las consecuencias de su muerte.

En noviembre, la mujer tuiteó que le preocupaba causar problemas a su familia.

Su sorprendido padre confesó que nunca había escuchado a su hija decir que quería morir y que su partida fue repentina y lo conmocionó.

Hayashi conoció a uno de los médicos, Okubo, a través de Twitter y estuvieron comunicándose durante alrededor de un año antes de su muerte, y en el último mes trataron los detalles del “servicio” (fecha y tarifa).

La mujer transfirió 1,3 millones de yenes (más de 12 mil dólares) a la cuenta bancaria del otro médico, Yamamoto, en noviembre.

Hayashi tenía una computadora con un sensor que detecta los movimientos oculares, lo que le permitía escribir en una pantalla.

En su ordenador, la policía encontró un mensaje de la mujer dirigida a Okubo: «Quiero morir, aunque tenga que pagar para eso». (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.125 suscriptores

Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio


LECTOR