Textiles japonesas piden permiso para enviar a sus pasantes extranjeros a hacer mascarillas

Una empresa textil de la Prefectura de Gifu solicitó al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social una autorización para permitir que su personal extranjero con visa técnica pueda trabajar en la confección de mascarillas, producto que escasea en Japón en medio de la expansión del coronavirus.



En la actualidad, los extranjeros con este tipo de visado sólo pueden realizar trabajos de capacitación para los que fueron solicitados, en este caso no pueden ser enviados a las líneas de mascarillas.

A la solicitud se sumó el Sindicato de Trabajadores de Gifu, que pidió al gobierno otorgar el permiso para que los técnicos extranjeros, en su gran mayoría asiáticos, puedan realizar esa labor sin incumplir las reglas.

Por su parte, la Organización de Capacitación para Extranjeros (OTIT), una institución que vigila y potege a los pasantes extranjeros en Japón, dijo que las empresas que quieran modificar el plan de entrenamiento y trabajo de esas personas deben enviar una notificación explicando los cambios y garantizando que las horas de trabajo sean hasta la mitad del tiempo dedicado a su capacitación.

Azusa Kitajima, presidente del Sindicato de Gifu, agradeció la información de la OTIT y dijo que si la autorización es rápida varias empresas podrán trabajar sin el temor de incumplir las reglas del país.

Keisuke Uchigashima, presidente de la compañía textil “etfaire” del barrio de Kitagata, en Gifu, donde hay nueve extranjeros con visa técnica, dijo que empezará la producción de mascarillas esta semana. (International Press)

SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón y servicio exclusivo de Último Minuto.




Publicidad

Publicidad





Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Agenda Cultural
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA
JAPÓNICA

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades
Novedades

Turismo en Japón

LECTOR