Compra artículos en Japón, los vende en China y gana 1,5 millones de yenes al mes

Tienda de Mitsukoshi (foto Mitsukoshi Ginza)


Publicidad

La joven china Bao Ding es una “compradora social”. Vive en Tokio y se dedica a comprar artículos en Japón que luego revende a sus seguidores chinos en las redes sociales.

Es un negocio muy lucrativo: la mujer gana hasta 1,5 millones de yenes (alrededor de 14 mil dólares) mensuales, revela Asahi Shimbun.

Casi a diario, Bao publica fotos de diversos artículos japoneses (cosméticos, suplementos dietéticos, etc.) en su cuenta en Xiaohongshu (la versión china de Instagram), donde tiene más de 1.000 seguidores.

Cuando la joven de 24 años recibe pedidos, los compra en grandes almacenes o farmacias, y los envía por correo a sus clientes. Bao cobra una tarifa de 10 % sobre el precio del producto y los costos de envío.

El caso de Bao no es excepcional, pues se estima que hay más de 450 mil compradores sociales chinos en Japón que mueven cientos de miles de millones de yenes anuales entre Japón y China.

Al principio, las compañías japonesas no veían con buenos ojos a los compradores chinos, pero después de darse cuenta de que pueden ser grandes propagandistas de sus artículos en el gigantesco mercado chino buscan atraerlos. El poder del boca a boca en las redes sociales es enorme.

En un evento realizado en Tokio, 22 compañías, entre ellas el fabricante de dulces Morinaga, presentaron sus artículos a 1.000 compradores chinos que viven en Japón.

Una de ellas, una productora de cosméticos, tenía una imagen negativa de los compradores sociales chinos porque creía que revendían sus artículos a precios muy baratos.

Sin embargo, luego se percataron de que los clientes de los compradores sociales publicaban reseñas positivas en las redes sociales que eran ampliamente difundidas. ¿Resultado? Mejores ventas.

Hoy, la compañía japonesa considera a los compradores sociales chinos como “buenos socios comerciales”. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario