En Gunma dan el ejemplo y toman medidas para proteger a niños del calor

NHK

Un evento de natación en la ciudad de Isesaki, prefectura de Gunma, reunió a aproximadamente 450 estudiantes de una escuela de primaria el miércoles.


Publicidad

El intenso calor empujó a las organizadores de la competición que se realiza cada año a tomar una serie de medidas para proteger a los niños, reveló la NHK.

Este año las actividades comenzaron una hora antes de lo habitual, a las 8 a. m. (a esa hora los termómetros ya marcaban 30 grados).

Mientras se esperaba el inicio del evento, se roció agua en los rostros y cuerpos de los estudiantes.

También se añadió un carril en la piscina para reducir el tiempo requerido para realizar el evento, gracias a lo cual este terminó cuarenta minutos antes de lo originalmente previsto.

Por último, se canceló la ceremonia de entrega de premios para que los niños no tuvieran que estar expuestos al intenso calor durante mucho tiempo y pudieran volver a sus casas temprano.

Un funcionario de la junta educativa local subrayó que la seguridad de los niños es lo primero.

Isesaki soportó temperaturas extremas durante tres días consecutivos. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario