Gobierno de Japón: se debe revisar la forma en la que se vigilan los volcanes

 


Publicidad

Los servicios de emergencias detuvieron temporalmente la búsqueda de desaparecidos en la estación de esquí de Japón afectada por una erupción volcánica, tras detectar seísmos que podrían sugerir nueva actividad en el volcán.

El volcán Motoshirane (norte de Tokio) registró una erupción repentina el martes que causó un muerto y una decena de heridos.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) insistió en la necesidad de permanecer alejado del volcán y mantuvo la alerta 3, en una escala de 5 (que recomienda no acercarse a las faldas del monte), porque éste podría entrar nuevamente en erupción y lanzar residuos volcánicos como los que alcanzaron a la víctima mortal.

El ministro portavoz del Ejecutivo japonés, Yoshihide Suga, habló sobre la necesidad de revisar la forma en la que se vigilan los volcanes, así como la manera de responder ante estos eventos, y dijo que el Gobierno central trabajará en este sentido junto a la JMA.

Las cámaras de seguridad “fallaron a la hora de captar la última erupción”, dijo Suga en una rueda de prensa recogida por la agencia de noticias Kyodo, y el personal de la agencia meteorológica ha reconocido que no pudo confirmar visualmente la erupción y por ello avisó a las personas en la montaña en torno a una hora después.

La erupción el martes del Motoshirane, un volcán de 2.171 metros que junto a los picos Shirane y Ainomine forma el denominado monte Kusatsu-Shirane, fue la primera que registra este monte en unos 3.000 años.

Japón está situado sobre el denominado Anillo de Fuego del Pacífico y cuenta en su territorio con 110 volcanes activos. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario