Japón pide a China que respete los derechos humanos tras muerte de Nobel de la Paz

 

El Gobierno nipón lamentó hoy la muerte del disidente chino y Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo, fallecido de cáncer en la víspera bajo custodia de la policía china, y pidió a Pekín que respete los derechos y las libertades fundamentales.

“Japón continuará examinando con atención la situación de los derechos humanos en China”, dijo hoy en rueda de prensa el ministro portavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihide Suga, en la que también expresó sus condolencias por el fallecimiento del activista que ha sido silenciado por el Gobierno chino.

“La libertad, el respeto de los derechos humanos básicos y de los principios jurídicos son valores fundamentales, y creemos que estos deben garantizarse también en China”, afirmó el portavoz del Gobierno que lidera Shinzo Abe.

Liu, quien llevaba nueve años en prisión y de donde solo salió para ser hospitalizado dada la gravedad de su estado, falleció el jueves a los 61 años en un hospital de la ciudad de Shengyang, tras sufrir un fallo multiorgánico a causa de un cáncer hepático, según informaron en un comunicado las autoridades judiciales de Shenyang.

La agencia oficial china Xinhua emitió un despacho sobre el fallecimiento de Liu, en el que omite la concesión del Nobel de la Paz en 2010 y en cambio lo define como un “convicto en 2009 de subversión al poder del Estado”.

Liu fue condenado en 2009 a once años de cárcel por “incitar a la subversión” tras participar en la redacción de un manifiesto político que pedía reformas democráticas al régimen comunista, como la separación de poderes o la libertad de expresión.

El portavoz nipón eludió confirmar si Japón había sido uno de los países que ofreció contribuir al tratamiento médico de Liu, aunque dijo que Tokio “ha estado en comunicación con China para tratar varios aspectos relacionados” con el caso, según declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

El Ejecutivo japonés tampoco quiso comentar si apoya la petición que ha realizado el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, quien reclamó a Pekín que libere a la mujer del fallecido, Liu Xia, que se encuentra bajo arresto domiciliario y con la prohibición de abandonar el país. (EFE)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario