Cantante japonesa derrota a paparazzi en los tribunales

 

Editorial también tendrá que pagar compensación a la artista

Akina Nakamori

En noviembre de 2013, un fotógrafo le tomó una foto a la cantante Akina Nakamori dentro de su apartamento de Tokio, usando un teleobjetivo y desde otro apato situado a unos 45 metros de distancia.

La imagen fue publicada por la editorial Shogakukan en la revista semanal Josei Seven.

En aquel entonces Nakamori estaba temporalmente apartada del espectáculo debido a una enfermedad. Profundamente afectada por la foto, la cantante decidió demandar a la editorial y al fotógrafo por 22 millones de yenes (209.800 dólares) en compensación por daños y perjuicios.

El Tribunal de Distrito de Tokio determinó que la foto agravó la enfermedad de la artista y podría haber retrasado la reanudación de su carrera, informó la agencia Kyodo.

Nakamori “sufrió un tremendo dolor debido a la fotografía ilegal”, dijo el tribunal. La cantante incluso tuvo que mudarse.

Por ello, el tribunal ordenó a Shogakukan Inc y al fotógrafo a pagar 5,5 millones de yenes (52.460 dólares) en compensación a la víctima.

Nakamori reapareció en televisión más de un año después del incidente, a fines de 2014, en el Kohaku de la NHK. La cantante debutó en 1982 con el tema “Slow Motion”. (International Press)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario