Menor secuestrada en Japón compraba comida por internet


 


Publicidad

Secuestrador a veces le permitía salir a la calle

Secuestrador

¿En qué condiciones vivía la adolescente de 15 años que fue secuestrada por Kabu Terauchi en 2014 cuando tenía 13 y que logró huir de él el domingo?

La adolescente le dijo a la policía que la mayor parte de su comida la compraba por internet y que también cocinaba en el apato en el que estaba encerrada, según fuentes de la policía a las que tuvo acceso Mainichi Shimbun.

Terauchi casi nunca le permitía salir a la calle y en las escasas ocasiones en que la dejaba salir, él estaba con ella y la sostenía de la mano para impedir que huyera.

Al parecer, el hombre intentó minar psicológicamente a la niña diciéndole constantemente: “Tus padres te han abandonado. Nadie te está buscando”. Sin embargo, una reciente nota de la agencia Kyodo reveló que la niña sabía, gracias a internet, que sus papás la estaban buscando.

El apato de Chiba en el que vivió encerrada durante casi dos años estaba cerrado con llave por fuera. Sin embargo, Terauchi dejó sin llave el apato de Tokio al que la trasladó en febrero, lo que la menor aprovechó para escapar. (International Press)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

3 Comentarios

  1. Si tenia acceso a internet no pudo pedir ayuda por ese medio? Cuando el hombre salia y supuestamente se quedaba sola, no podia intentar escapar? o la dejaba amarrada en el apato? la puerta la cerraba por fuera; pero no podia salir por las ventanas? o hacer ruidos para llamar la atencion de la gente de afuera? De repente el tipo se inspiro en la pelicula “El silencio de los inocentes” y la tenia presa en un pozo dentro de la casa.

  2. EL TRANSPORTE PÚBLICO DEL DF, UN ESPACIO PELIGROSO PARA LAS MUJERES

    ***Un estudio en 15 ciudades del mundo ubicó al transporte público del DF como el segundo más peligroso en la experiencia de las mujeres***

    La mujeres que han usado o deben usar el Metro o los autobuses de la Ciudad de México no se equivocan al considerarlo como uno de los más peligrosos del mundo: ocupa el segundo lugar por debajo de Bogotá, y muy por encima de Nueva York o Londres, según una encuesta global sobre seguridad y acoso en el transporte público.

    La Fundación Thomson Reuters, junto con la encuestadora YouGov, aplicó 6,555 cuestionarios en otras 15 ciudades del mundo tanto a usuarias adultas del transporte como a activistas, arquitectas y académicas relacionadas con la planeación urbana.

    Las preguntas se basaron en seis temas: viajar sola de noche, el riesgo de ser verbalmente acosada por personas del sexo masculino, el riesgo de ser físicamente abusada, la confianza en que otros pasajeros ayudarían a una mujer en este tipo de situaciones, seguridad en que las autoridades investigarían el hecho, y disponibilidad de transporte público seguro.

    Aquí la clasificación, de lo peor a lo mejor en cuanto a percepción de inseguridad para las mujeres:

    1. Bogotá, Colombia

    2. Distrito Federal, México

    3. Lima, Perú

    4. Nueva Delhi, India

    5. Yakarta, Indonesia

    6. Buenos Aires, Argentina

    7. Kuala Lumpur, Malasia

    8. Bangkok, Tailandia

    9. Moscú, Rusia

    10. Manila, Filipinas

    11. París, Francia

    12. Seúl, Corea del Sur

    13. Londres, Inglaterra

    14. Beijing, China

    15. Tokio, Japón

    16. Nueva York, Estados Unidos

    La encuesta se realizó en 15 de las capitales más grandes del mundo, y en Nueva York, del 27 de agosto al 13 octubre, por medio de internet.

    El número de personas entrevistadas fue de un mínimo de 380 por ciudad, cifra que pudo dar información suficientemente confiable para tener un margen de error de 5% en cada lugar que participó en la encuesta, según los autores del estudio.

    Todas las participantes eran mujeres de 18 años o mayores, residentes en la ciudad donde fueron entrevistadas. La encuesta se refirió a su experiencia al usar el autobús, el tren, el metro, el tranvía, o al estar en estaciones de esos servicios.

    Monique Villa, directora de la fundación, dijo en entrevista que, según los resultados, el problema surge de una combinación entre la mala operación de la infraestructura, y la insuficiencia para cubrir la demanda de movilidad en los centros urbanos.

    “En materia de acoso físico, casi el 64% de las mujeres residentes en la Ciudad de México aseguraron haberlo experimentado. Bogotá obtuvo resultados menores en ese rubro, por lo que el sistema de transporte del DF se convierte en el primer lugar en abuso físico y verbal”, puntualizó.

    Julie Babinard, especialista en Transporte para el Banco Mundial, dijo a la fundación que, incluso con la infraestructura exclusiva para mujeres, no se resolvía el problema de fondo.

    “Lo que hacen estas iniciativas es únicamente segregar por género y dar una solución de corto plazo, sin atacar el problema de fondo”, aseguró.

    Eloisa Almeraz, residente de la Ciudad de México, dijo que los pasajeros masculino incluso desobedecen estas reglas en el Metro. “Se pasan a los vagones de mujeres como si nada, si les dices algo te contestan con groserías y los operadores no se dan cuenta”.

    Y es que, de acuerdo con la comisionada de Naciones Unidas para las Mujeres en México, Ana Guezmes García, la violencia contra las mujeres y las niñas “es un problema estructural del país con elevados niveles de impunidad”.

Deja tu comentario