Verduras cultivadas en fábricas con luces LED, más seguras y de mayor calidad

Foto: Panasonic

Panasonic expande su tecnología en Singapur


Publicidad

Foto: Panasonic
Foto: Panasonic

Las verduras producidas en fábricas, más caras pero también más seguras, son cada vez más populares en Asia, y empresas japonesas como Panasonic tienen mucho que ver en eso.

En Singapur, la fábrica de verduras de Panasonic aspira a expandir su producción en más de diez veces en dos o tres años, revela el diario Nikkei.

Singapur es líder en la región. Las fábricas, que siguen estrictos controles ambientales y de calidad, representan una atractiva alternativa en un país que depende mucho de las importaciones de verduras.

Panasonic vende desde noviembre pasado ensaladas con verduras cultivadas en una fábrica en un parque industrial en la parte occidental del país. Con un precio de 4,84 dólares, más o menos el doble de caro que las ensaladas importadas de Malasia, las de Panasonic se están expandiendo y hoy se comercializan en 26 establecimientos.

Fábrica de Panasonic en Singapur (foto Nikkei)
Fábrica de Panasonic en Singapur (foto Nikkei)

La instalación comenzó a operar en 2014. Las verduras, en macetas y formadas en filas, crecen bajo luces LED. Se cosechan después de 30 días, más o menos la mitad del tiempo que una granja tradicional necesitaría para producir los alimentos.

En mayo, Panasonic invirtió unos 300 millones de yenes (2,53 millones de dólares) para elevar la capacidad de producción de la planta de 3 a 81 toneladas por año. El gigante japonés tiene una meta ambiciosa: aumentar en dos o tres años la capacidad a 1.000 toneladas (5 % de toda la cosecha de verduras anual de Singapur).

Hideki Baba, director gerente de Panasonic Factory Solutions, destaca la estabilidad en el suministro de las verduras de su empresa, pues el cultivo no se ve afectado por las condiciones climáticas. “La tecnología ha progresado rápidamente”, remarca.

Las verduras producidas en fábrica se venden bien en Singapur porque sus habitantes se interesan cada vez más en la seguridad alimentaria. Debido a que las importaciones de China y otros países han subido, cada vez más consumidores están preocupado por el uso de plaguicidas u otros asuntos relacionados con la seguridad, según Nikkei.

Para un sector de singapurenses, vale la pena pagar más por verduras que han sido cultivadas bajo estrictos controles de calidad. Y eso garantizan fábricas como la de Panasonic.

Cabe anotar que el sector agrícola de Singapur puede satisfacer sólo el 10 % de la demanda de verduras a nivel local.

Otras compañías japonesas le siguen los pasos a Panasonic. Kidaya, un operador de supermercados que cultiva verduras en una fábrica en Fukui, comenzará a producir en Malasia el próximo año con planes para exportar sus productos a Singapur.

Por supuesto, las empresas de Singapur también están entrando en la industria. Sky Greens cultiva verduras en fábricas del tamaño de campos de fútbol. Las verduras crecen en 20 o más estantes con marcos de aluminio que están unidos a una cinta transportadora, que lentamente se mueve hacia arriba y hacia abajo a lo largo del marco.

Las verduras reciben la luz del sol desde arriba, y a medida que se mueven a lo largo de la parte inferior del marco reciben agua y nutrientes. Este sistema vertical permite que se utilicen menos pesticidas y energía. Sky Greens envía 26.000 cabezas de lechuga y otras verduras diarias a sus clientes, entre ellas la cadena de supermercados líder en Singapur.

Por su parte, en Vietnam, una compañía de autopartes japonesa abrió una fábrica de verduras que cosecha 1.700 cabezas libres de pesticidas de lechuga y otras verduras al día. Entre sus clientes destacan hoteles de lujo. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario