Onsen aceptan a turistas extranjeros con tatuajes que puedan cubrirse con pegatinas

Hoshino Resort (foto sitio web oficial)

Cada vez más empresas japonesas entienden “diferencias culturales”


Publicidad

Hoshino Resort (foto sitio web oficial)
Hoshino Resort (foto sitio web oficial)

Si llevas tatuajes, no esperes que te reciban precisamente con los brazos abiertos en Japón. En otros países pueden ser vistos como una moda o costumbre, pero en Japón se asocian con el crimen organizado.

Muchos balnearios turísticos impiden la entrada a turistas extranjeros con tatuajes. Sin embargo, la prohibición poco a poco está quedando atrás ante la afluencia cada vez mayor de visitantes procedentes del exterior. Y que aumentará a medida que se acerquen los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

Algunas instalaciones permiten el ingreso a personas con tatuajes si estos pueden ser cubiertos con pegatinas, informa Yomiuri Shimbun.

Por ejemplo, un onsen en Saitama, que es visitado por unas 250.000 personas al año, acepta a usuarios con tatuajes que se pueden cubrir con pegatinas de 12,8 cm por 18,2 cm.

La nueva medida comenzó a aplicarse a modo de prueba el 1 de agosto. Si todo marcha como la seda, la iniciativa se convertirá en política oficial.

El gerente del onsen, Toshiki Yamasaki, explica: “El número de turistas extranjeros ha aumentado, así que sentí que necesitábamos aceptar los tatuajes como una forma de cultura”.

Desde octubre, la compañía Hoshino Resort, que opera 33 complejos hoteleros de lujo y otras instalaciones en Japón y el extranjero, aceptará en sus baños públicos a clientes con tatuajes siempre y cuando puedan ser cubiertos por pegatinas de 8 cm por 10 cm.

Un complejo de aguas termales en Hokkaido levantó las restricciones a los usuarios con tatuajes esta primavera. En la línea de lo expresado por Yamasaki, un vocero declara: “Creo que debemos entender las diferencias culturales con otro países”.

Instalaciones públicas como los onsen comenzaron a prohibir los tatuajes en 1992, cuando entró en vigor una ley contra la yakuza. (International Press)


Publicidad
Publicidad
Publicidad