Las distancias para una reconciliación total entre Japón y China aún son grandes

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Abe y Xi en Pekín (foto gobierno de Japón)

 

Pekín pide a Tokio que se esfuerce más para impulsar la confianza mutua

Abe y Xi en Pekín (foto gobierno de Japón)
Abe y Xi en Pekín (foto gobierno de Japón)

El presidente de China, Xi Jinping, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, celebraron el luns un largamente esperado encuentro en Pekín, tras dos años de conflicto entre las dos potencias asiáticas, aunque dejaron claro que las distancias para una reconciliación total aún son grandes.

Tras un apretón de manos en el que mostraron un semblante serio, Abe y Xi mantuvieron en el Gran Palacio del Pueblo una reunión entre líderes de los dos países que no se producía desde mayo de 2012, cuando los entonces primeros ministros, Wen Jiabao y Yoshihiko Noda, se encontraron también en Pekín.

En la reunión de esta jornada el presidente chino mostró que aún hay divergencias bilaterales, al señalar que China “espera que Japón siga el camino del desarrollo pacífico y adopte unas políticas militares y de seguridad prudentes”.

“Graves dificultades han aparecido en los lazos chino-japoneses en los pasados dos años, y está muy claro qué los ha provocado”, aseguró Xi, quien añadió: “Japón debe hacer más cosas para ayudar a impulsar la confianza mutua con sus países vecinos, y jugar un papel constructivo en salvaguardar la paz y la estabilidad”.

También expresó que China siempre ha dado importancia a sus lazos con Japón y ha defendido un avance de estas relaciones, siempre bajo el espíritu de que ambas partes “tengan en cuenta la historia entre ambos (en la que no han faltado conflictos bélicos) para mirar al futuro”.

Tras la reunión, Abe manifestó a la prensa nipona que le acompaña en la visita oficial que en ella propuso a Xi un mecanismo de “gestión de crisis” para debatir el principal conflicto que enfrenta a Pekín y Tokio, la soberanía sobre el archipiélago Diaoy/Senkaku, en el Mar de China Oriental.

Con estos reencuentros de alto nivel ambas potencias regionales “regresan al punto de partida de una relación estratégica de beneficio mutuo”, valoró el mandatario japonés, quien concluyó que “se ha dado el primer paso para mejorar los lazos”. (EFE)

 



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón