Shinzo Abe reafirma su compromiso con la paz

Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

 

“Nunca vamos a dejar que los horrores de los siglos pasados se repitan”, dice

Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)
Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien se encuentra en visita oficial en Australia, reafirmó hoy su compromiso con la paz y aseguró que está dando los pasos legales necesarios en materia de seguridad para poder cooperar con sus aliados en la región.

“Nuestro deseo es hacer de Japón un país que esté más dispuesto a contribuir a la paz en la región y más allá. Por esta razón, Japón ha elevado la barra de la contribución activa a la paz”, dijo Abe en un discurso en inglés realizado ante las dos cámaras del Legislativo australiano en Camberra.

Abe se refería a la aprobación por parte de su Gobierno de una histórica y polémica modificación de su Constitución pacifista adoptada tras la II Guerra Mundial, que le permitirá por primera vez ayudar militarmente a sus aliados, si estos son atacados.

No obstante, algunos expertos opinan que la reforma constitucional, a la que se opone una gran parte de la sociedad nipona, puede agravar las tensiones con China y Corea del Sur.

“Japón está actualmente trabajando en el cambio de sus bases legales sobre seguridad para poder actuar conjuntamente con otras naciones de todas las maneras posibles. Queremos hacer de Japón un país que trabaje en la construcción de un orden internacional que defienda el estado de derecho”, enfatizó.

Abe recordó que después de la Segunda Guerra Mundial, “los japoneses reflexionamos intensamente y por mucho tiempo sobre los hechos del pasado e hicimos una promesa por la paz. Nosotros los japoneses hemos seguido este camino hasta ahora”.

“Nunca vamos a dejar que los horrores de los siglos pasados se repitan. Este voto de Japón realizado tras la guerra está todavía vivo hoy en día”, prometió.

Por su parte, el primer ministro australiano Tony Abbott elogió los pasos adoptados por Japón para tener una mayor presencia estratégica en la región, aunque reafirmó que su país puede ser amigo de todos en la zona, en alusión a China.

“Lo nuestro no es una asociación contra nadie, es una asociación en favor de la paz, la prosperidad y el estado de derecho. Nuestro objetivo es el compromiso. Ambos damos la bienvenida a una mayor apertura y confianza en la región que se ejemplifica con la participación de China este año en los ejercicios navales militares RimPac”, dijo Abbott. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad