Japón no detecta presencia significativa de cazas chinos en zona en conflicto

Soldados japoneses (foto Ministerio de Defensa de Japón)

Ministro de Defensa japonés pide responder de manera calmada


Soldados japoneses (foto Ministerio de Defensa de Japón)

Japón no ha detectado una presencia “significativa” de cazas chinos en su recién creada zona de identificación de defensa área (ADIZ), que se solapa con áreas controladas en la actualidad por Japón y Corea del Sur, a pesar de las advertencias de Pekín.

“No se han detectado movimientos (de aviones chinos) que podamos catalogar como significativos, tales como que un caza se haya acercado (a la zona) de forma repentina”, detalló hoy el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

En este sentido, el Ejército chino confirmó en la víspera el envío de dos cazas a su nueva zona de defensa aérea, que designó unilateralmente hace exactamente una semana, para vigilar aviones de Estados Unidos y Japón, que los pasados días han sobrevolado la zona sin aviso previo a Pekín.

El área de defensa china abarca las disputadas islas Senkaku, controladas por Tokio y cuya soberanía reclama China (donde se conocen como Diaoyu), y un área controlada por Seúl, en la que se ubica el islote sumergido de Ieodo, a unos 150 kilómetros al suroeste de la isla de Jeju (sur del país).

“Es importante que ambos bandos respondan de una manera calmada. Queremos que China afronte este asunto de acuerdo al sentido común de la comunidad internacional”, añadió Onodera.

Por su parte, el portavoz de las Fuerzas Aéreas del Ejército Popular de Liberación chino (EPL), Shen Jinke, detalló ayer que el envío de sus dos cazas tenía como objetivo “verificar la identidad” de las aeronaves que habían entrado en la zona el jueves.

En concreto, China identificó dos aviones estadounidenses y diez japoneses que hicieron caso omiso a la nueva normativa de Pekín que insta a los aviones extranjeros a informar de su ruta.

La designación de esta nueva área la semana pasada provocó la protesta de Japón y otros países como Corea del Sur, EE.UU. o Australia, al considerar que su decisión incrementa la tensión y la inestabilidad en la región.

Mientras, Japón espera que la inminente visita del vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, que desde el próximo lunes realizará una visita oficial a Tokio, Pekín y Seúl, sirva para aportar claridad al asunto y reforzar la cooperación entre ambos países.

Por el momento, el Pentágono ya ha trasladado a Japón el compromiso de Washington de respaldarlo ante una agresión militar, al tiempo que corroboró el pacto bilateral de seguridad entre ambos países. (EFE)



SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Cultura
JAPÓNICA
Gobierno
Cine
J POP

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Novedades de Japón

Turismo en Japón