Política económica de Shinzo Abe comienza a dar frutos

Shinzo Abe asumió el poder en diciembre de 2012 (foto gobierno de Japón)

Gobierno japonés revisa al alza crecimiento del país entre enero y marzo


Publicidad

Shinzo Abe asumió el poder en diciembre de 2012 (foto gobierno de Japón)

El Gobierno nipón revisó hoy al alza el crecimiento del producto interior bruto (PIB) del país entre enero y marzo hasta el 4,1 por ciento interanual, lo que supone elevarlo seis décimas con respecto al 3,5 por ciento anunciado en mayo.

En su informe revisado, el Ejecutivo también elevó en una décima hasta el 1 por ciento el crecimiento de la economía del país con respecto al trimestre precedente, de octubre a diciembre del año pasado.

La revisión al alza del PIB nipón en el primer trimestre de 2013 muestra una aceleración más rápida de lo esperada de la tercera economía mundial y es un indicador de que las políticas de estímulo aplicadas por el primer ministro, Shinzo Abe, comienzan a dar sus frutos, según los analistas del diario económico Nikkei.

El indicador que más contribuyó a la revisión al alza del PIB del país en los tres primeros meses del año fue el de inversión corporativa o inversión de capital fijo no residencial, que pasó de retroceder un 0,7 por ciento con respecto al trimestre precedente a una caída del 0,3 por ciento en el informe revisado publicado hoy.

Mientras, el consumo privado, que supone un 60 por ciento de la economía japonesa, permaneció invariable en el 0,9 por ciento con respecto al trimestre anterior.

En su dato revisado, el Ejecutivo también mantuvo invariables las exportaciones, que componen prácticamente el 40 por ciento restante del PIB, con lo que su incremento permaneció en el 3,8 por ciento en relación al periodo octubre-diciembre.

Según los analistas, el país comienza a asumir los planes de Abe, que llegó con la meta de revitalizar la debilitada economía a través de un plan conocido como “Abenomics”, y que ha supuesto la caída del yen, beneficiosa para el tejido exportador, y reportado ganancias en el parqué.

Además, al compás de las medidas de estímulo del Gobierno, el Banco de Japón (BOJ), liderado por Haruhiko Kuroda, puso en marcha en abril un agresivo programa de flexibilización monetaria. Dos impulsos encaminados a lograr crecimiento y una inflación sostenida del 2 por ciento en un periodo aproximado de dos años. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad