Japón y Corea del Sur piden a la ONU una respuesta contundente contra Corea del Norte

Seúl critica a Pyongyang por gastar unos 850 millones de dólares en el lanzamiento del cohete mientras su población padece una escasez crónica de alimentos

Maribel Izcue / EFE

Corea del Sur y Japón condenaron duramente el lanzamiento de un cohete norcoreano de largo alcance y pidieron una respuesta contundente de Naciones Unidas contra el régimen comunista, al que acusaron de poner en peligro la paz y estabilidad en la región.

Ambos países recibieron en máxima alerta la noticia del lanzamiento norcoreano que terminó en un sonado fracaso para Pyongyang, al caer el proyectil al Mar Amarillo.

Tanto el Gobierno de Tokio como el de Seúl, aliados de EEUU, criticaron con contundencia a su vecino asiático por llevar adelante el lanzamiento, pese a que buena parte de la comunidad internacional le había instado a desistir de ello, al considerarlo un ensayo encubierto de un misil balístico.

“Es inaceptable y un grave acto de provocación”, dijo el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, durante una sesión en el Parlamento nipón, cuya Cámara Baja aprobó una resolución de condena al lanzamiento norcoreano.

El Gobierno japonés aseguró que hablará con otros países, entre ellos EEUU, Corea del Sur, China y Rusia, para pedir al Consejo de Seguridad de la ONU “acciones apropiadas” contra el régimen norcoreano, que ya está sujeto a sanciones por anteriores pruebas balísticas y nucleares.

Corea del Sur -en guerra técnica con el Norte después de que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 terminara sin un tratado de paz- acusó a su vez abiertamente a Pyongyang de lanzar lo que “de facto” es un misil de largo alcance disfrazado de satélite.

“El lanzamiento es una clara violación de la resolución 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíbe cualquier lanzamiento que use tecnología de misiles balísticos”, aseguró el Gobierno surcoreano en un comunicado.

También advirtió de que el régimen de Pyongyang debe ser considerado responsable de haber llevado a cabo el controvertido lanzamiento pese al llamamiento de la comunidad internacional para que lo cancelara.

Además, Seúl arremetió contra el Norte por invertir “enormes recursos” en su desarrollo nuclear y balístico mientras ignora las “urgentes” necesidades de su población, que padece una escasez crónica de alimentos.

Según cálculos de la Inteligencia surcoreana, el lanzamiento del cohete podría haber costado unos 850 millones de dólares a la maltrecha economía de Corea del Norte, un país sumido en el aislamiento y dependiente en gran parte de la ayuda humanitaria para alimentar a sus 24 millones de habitantes.

SUSCRÍBASE GRATIS! A INTERNATIONAL PRESS

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente el Adelanto Informativo de Japón. Exclusivo para lectores registrados.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine
Cine
Cine

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades

Turismo en Japón

LECTOR