Irma Aráuz: “Dar las gracias y elogiar”

Irma Arauz

Cada uno de nosotros podemos empezar a buscar una pequeña lucecita que nos indique lo bueno que tiene nuestra pareja y atrevernos a decirlo en voz alta, dice la psicóloga Aráuz.

Irma Arauz
Irma Arauz

Por la psicóloga Irma Aráuz*


Publicidad

El amor es el regalo más importante que puede hacer un ser humano a otro y siempre se manifiesta en conductas. Hay infinidad de conductas que demuestran amor y agradecimiento, sin embargo hay dos de ellas que tienden a olvidarse frecuentemente en una relación permanente: Dar las gracias y elogiar.
Es una queja frecuente en las mujeres, de que su compañero no le demuestra su afecto como ellas quisieran y es más la queja, en las mujeres casadas con japonés: “Él no era así en mi país” o “Al principio no era así, ha cambiado”.

La verdad es que no ha cambiado, él siempre ha sido así, sólo que nosotras en esa época también nos comportábamos de manera diferente y veíamos solamente sus cualidades. Y ahora en la vida en común y más cuando hay problemas, nos enfocamos en los defectos. En forma personal cuando alguien me consulta, le pregunto ¿Qué es lo que más le gusta de él/ella? Y se quedan pensando sin encontrar algo que pueda rescatar y que alegre el corazón, ya que la ira hace que el amor no fluya.

Sin embargo, busquen bien, seguro que hay algo, aunque sea muy pequeñito, algo bueno tiene que tener. Y, es en “eso” que deben concentrar su atención, agradecerlo, elogiarlo y en voz alta reconocerlo. Por ejemplo, su buena disposición para cuidar a los niños, mientras vamos a tomar un café con las amigas, o mientras vamos a trabajar. El hecho de que lave la ropa o cocine para todos, siempre hay algo que el “otro” hace por nosotros sin que nos demos cuenta porque ya se volvió “obligación”.

 

Empezar a dar las gracias, a elogiar algo del “otro”, es como la sal en la comida, una vida insípida nadie la quiere, una vida sin emoción y sin sensaciones agradables no es vida..

 

Yo creo que tanto mujeres como hombres, en lugar de esperar a que la pareja cambie podemos empezar a cambiar nosotros y así nuestro compañero/a al sentirse querido, valorado y reconocido también cambiará.

Hay muchas parejas que se han salvado al empezar a hacer en sí mismos un pequeño cambio. Empezar a dar las gracias, a elogiar algo del “otro”, es como la sal en la comida, una vida insípida nadie la quiere, una vida sin emoción y sin sensaciones agradables no es vida. Es por eso que cada uno de nosotros podemos empezar a buscar una pequeña lucecita que nos indique lo bueno que tiene nuestra pareja y atrevernos a decirlo en voz alta, no es necesario hacer una ceremonia, decirlo al aire y nada más, seguro que él/ella lo entenderá.

Dar las gracias y elogiar, es el alimento de todas las parejas, no sólo de los llamados “matrimonios internacionales”. Ese hombre/esa mujer, que está a tu lado, aunque no lo parezca está esperando tu aprobación. Una caricia positiva, como una palabra, una sonrisa, un: “¡Qué bien te ves!”, “¡qué bonita camisa!, hará que la situación cambie, porque lo que más duele en una relación de pareja, es la indiferencia del otro, el silencio y la desnutrición afectiva llevará a mal término la relación. Y, en este momento al tratar este tema viene a mi mente una película que lo describe de maravilla: “A prueba de fuego”, se las recomiendo.

Dar las gracias y elogiar se extiende a todas las relaciones y es indispensable para la buena comunicación, la gratitud sincera alegra el corazón y las caricias ya sean verbales o físicas, aumentan la autoestima.

*La psicóloga Irma Aráuz atiende directamente en el teléfono 090-2553-3307 y en el e-mail consultasairma@live.com.ar.

 

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario