Niños japoneses tienen dificultades para estudiar en los refugios

Foto Reuters

No encuentran espacio idóneo para concentrarse en sus estudios


Publicidad

Foto Reuters

Los niños que viven en refugios tienen dificultades para encontrar lugares idóneos para estudiar, reveló Mainichi Shimbun.

En un centro de evacuación en Higashimatsushima, Miyagi, donde cerca de 100 damnificados pasan sus días, los niños estudian en pupitres alineados a lo largo de una pared. Para ellos es difícil concentrarse en sus estudios con el ruido que provocan las conversaciones de las personas que están a su alrededor y los programas de televisión.

Incluso a algunos adultos les fastidia que estudien.

Una tarde, un adolescente de 14 años, estudiante de secundaria, estaba ayudando a dos niños de primaria. El mayor desplegó un mapa de Japón y les preguntó “¿Cuál es la prefectura conocida por su producción de arroz?”. Ellos respondieron “Niigata”. Sin embargo, los chicos cuentan que algunos evacuados a veces se quejan de que hacen mucho ruido cuando estudian.

Una estudiante de 16 años viaja en bicicleta durante una hora desde el refugio donde vive hasta una escuela en Ishinomaki debido a que los trenes locales todavía no funcionan.

La adolescente manifiesta que puede concentrarse en sus estudios después de las 9 p. m., hora en que se apagan las luces. Ella se cuida mucho de no molestar a los evacuados con el ruido que hace cuando pasa las páginas de sus libros o se mueve en su silla.

“Si yo tuviera una habitación privada, podría concentrarme más en mis estudios”, dice la joven.

Preocupados por las precarias condiciones en las que estudian, maestros y padres de familia están pidiendo a los refugios que establezcan ambientes especiales para que los niños y adolescentes puedan estudiar con tranquilidad. Ya algunos centros de evacuación han convertido sus vestuarios en salas de estudio.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario