50 países (sin Japón) firman un tratado para prohibir las armas nucleares

 

Foto presidencia.go.cr

50 países y territorios firmaron un tratado global en la sede de la ONU para prohibir legalmente las armas nucleares, informó la NHK.

El secretario general de la ONU, António Guterres, destacó la importancia del tratado, del que dijo “es un paso importante hacia el objetivo universal de un mundo libre de armas nucleares”.

Estas armas no deben poner en peligro el futuro del mundo y de los niños, afirmó.

“Los heroicos supervivientes de Hiroshima y Nagasaki nos siguen recordando las devastadoras consecuencias humanitarias de las armas nucleares”, remarcó.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, que lideró las conversaciones sobre el tratado, en un discurso que publica el sitio web del gobierno costarricense, dijo que “la mayoría de los miembros de la comunidad internacional ha actuado con determinación para expresar nuestro más profundo compromiso ético, moral, político y jurídico para que nunca más, nunca más ningún ser humano y ninguna sociedad sea víctima del sufrimiento indescriptible de las armas nucleares”.

En la ceremonia participaron supervivientes de las bombas atómicas y el alcalde de la ciudad de Nagasaki, detalló la agencia Kyodo.

El acuerdo entrará en vigor 90 días después de que los 50 países y territorios lo ratifiquen.

Lo llamativo del tratado no son, sin embargo, las naciones que lo aprobaron, sino las que se abstuvieron de hacerlo: los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia.

Tampoco se adhirió al acuerdo Japón, el único país que ha sido víctima de ataques atómicos, pero que depende de la protección nuclear de Estados Unidos.

Con respecto a quienes no firmaron el tratado, Solís dijo:

“Lamentamos que los países nucleares y aquellos miembros de alianzas de seguridad hayan decidido desvincularse de este proceso. En desarme nuclear la inacción no es una opción. El mantenimiento del statu quo solo lleva a una situación cada vez más peligrosa de seguridad internacional y a la humanidad más cerca de la aniquilación. Sabemos que es falsa la premisa de que la seguridad surge de la fuerza de las armas”. (International Press)



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario