El “Beethoven japonés” admite haber cometido fraude


Publicidad

Sus obras las componía otra persona


El prestigioso compositor sordo Mamoru Samuragochi, conocido como el “Beethoven japonés”,  admitió que en los últimos 18 años una persona, no identificada, escribió sus piezas musicales, informó Mainichi Shimbun.


A través de una declaración emitida por su abogado, Samuragochi reveló que le daba ideas y una visión de las obras que buscaba crear al compositor en la sombra para que este las escribiera en su nombre.

El misterioso compositor no desea que su nombre se haga público, según el abogado.

Entre las piezas que Samuragochi se atribuyó irregularmente destaca “Sinfonía N°. 1 Hiroshima”, dedicada a las víctimas de la bomba atómica y considerada su obra maestra.

La obra fue interpretada por primera vez en una cumbre parlamentaria del G8 en Hiroshima en 2008, haciendo rápidamente popular a Samuragochi. En 2011, vendió más de 100.000 CD, una cifra extraordinaria para el género de la música clásica.

También figura entre las piezas cuestionadas “Sonatina para violín”, que el patinador Daisuke Takahashi planeaba utilizar en su actuación en las Olimpiadas de Invierno de Sochi.

En un correo electrónico dirigido a Mainichi, Samuragochi se disculpa profundamente por lo que hizo.

Samuragochi nació en Hiroshima y sus padres sobrevivieron al bombardeo atómico en 1945. Empezó a tocar el piano a los 4 años, a los 17 desarrolló un trastorno auditivo y a los 35 se quedó sordo. (ipcdigital)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad