Japón protesta ante Rusia por la detención y expulsión de funcionario del consulado

Hirokazu Matsuno, secretario jefe del Gabinete japonés. (Kantei)

Japón protestó hoy ante Rusia por la detención de un funcionario del consulado japonés por acusaciones de espionaje, negó los hechos y acusó a las autoridades rusas de interrogatorio abusivo.

El funcionario fue detenido el 22 de septiembre e interrogado con los ojos vendados y las manos inmovilizadas, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, lo que provocó que presentara una protesta y exigiera una disculpa.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia notificó el lunes a la Embajada de Japón en Moscú que el funcionario había sido declarado «persona non grata», por realizar actividades de espionaje y le ordenó abandonar el país en 48 horas.

ACUSACIÓN «COMPLETAMENTE INFUNDADA»

«La supuesta actividad ilegal en la que insiste la parte rusa es completamente infundada», dijo a la prensa el secretario en jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno.

Matsuno dijo que el viceministro de Relaciones Exteriores de Japón, Takeo Mori, convocó al embajador de Rusia y protestó enérgicamente, exigiendo una disculpa formal del gobierno ruso y medidas para evitar que se repita.

El trato de las autoridades rusas al funcionario consular fue «intimidante» durante el interrogatorio, dijo Matsuno, y agregó que tal trato a los funcionarios consulares viola la Convención de Viena y un tratado entre Japón y Rusia sobre asuntos consulares.

«Es extremadamente lamentable y absolutamente inaceptable», dijo Matsuno.

Desde entonces, el funcionario consular fue liberado sin problemas de salud y regresará a Japón mañana miércoles.

Este es el capítulo más reciente del nivel al que han caído las relaciones entre los dos países desde la invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de junio. Japón ha impuesto sanciones a Rusia, se han expulsado a varios diplomáticos mutuamente, mientras que Moscú canceló las negociaciones de paz con Japón que incluyen conversaciones sobre islas en disputa controladas por Rusia que la antigua Unión Soviética tomó al final de la Segunda Guerra Mundial.

EL JAPONÉS PIDIÓ «INFORMACIÓN RESTRINGIDA»

Rusia dijo ayer que había detenido a un funcionario del consulado japonés con sede en la ciudad oriental de Vladivostok por solicitar información «restringida», según las agencias de noticias rusas.

«Un diplomático japonés fue detenido in fraganti mientras recibía, a cambio de una recompensa económica, información restringida sobre la cooperación de Rusia con otro país de la región de Asia-Pacífico», dijo el FSB, la agencia sucesora de la KG, sin especificar el tercer país.

El FSB identificó al funcionario como Tatsunori Motoki, cónsul adscrito en el Consulado General de Japón en Vladivostok, acusándolo de buscar información sobre «el impacto de las sanciones occidentales» en la región circundante de Primoriye. (AG/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.411 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio