Mujer japonesa fallecida en atentados en Sri Lanka iba a volver a Japón en mayo

Kaori Takahashi

Kaori Takahashi tenía 39 años cuando murió en los ataques terroristas en Sri Lanka el domingo. Estaba desayunando con su familia en el restaurante de un hotel en Colombo. Tenía una hija de cuatro años y un hijo que nació el año pasado. Su esposo es chef.


Publicidad

Su cónyuge y uno de sus hijos resultaron heridos.

El restaurante donde ocurrió el atentado es frecuentado por japoneses que residen en el área, un sitio turístico que se creía seguro.

Muchas empresas japonesas hacen negocios en Sri Lanka desde que la guerra civil que duró décadas terminó hace 10 años.

La familia Takahashi se mudó a Sri Lanka en 2015.

Asahi Shimbun reproduce posts en Facebook de la mujer (la única persona de nacionalidad japonesa muerta en los ataques terroristas), que muestran a una madre llena de alegría por la crianza de sus hijos.

Cuando su hija cumplió dos años en 2016, comentó: “Cada día hay más cosas que mi hija puede hacer. Tengo muchas historias divertidas sobre lo que dice y hace”.

Una vez escribió: “Quiero que toda mi familia pueda vivir feliz y con salud todos los días”.

El esposo trabaja en un restaurante de cocina japonesa en Colombo desde 2016. El restaurante es un sitio popular entre las personas que trabajan en la zona. El hombre llegó a ser chef en la residencia del embajador japonés en Sri Lanka.

En Tokio, un hombre que conocía bien a la familia declaró a Asahi: “Me quedé atónito cuando vi las noticias en la televisión porque escuché que iban a volver a Japón en mayo”.

“No tengo palabras, pensando en sus hijos. Todavía son tan jóvenes”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario