Niño pagó hasta 200 mil yenes para que compañeros jugaran con él


Publicidad

“Jugamos contigo, pero nos tienes que pagar”. Un nuevo caso de ijime, calificado como extorsión, acaba de salir a la luz en Japón.

La víctima es un estudiante de quinto grado de primaria en una escuela de Nagoya, revela la NHK.

Seis compañeros de clase del niño le dijeron que solo jugarían con él si este les daba dinero. No ocurrió una, sino más de diez veces, según las autoridades educativas de Nagoya.

Se estima que el niño habría pagado en total hasta 200.000 yenes (1.830 dólares).

La víctima sacaba el dinero de su casa.

Sus compañeros de clase utilizaban el dinero para jugar en salas de juego. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario