Japón dice que no podía liberar a nigeriano fallecido porque había cometido varios delitos


Ministerio de Justicia de Japón (foto moogry.com)


Publicidad

En junio de este año, 858 extranjeros que se niegan a ser deportados de Japón estaban recluidos en centros de inmigración del país. Además, 332 desaparecieron después de ser liberados de manera provisional por problemas de salud, entre otras razones.

Hasta el 25 de septiembre, 36 extranjeros detenidos estaban en huelga de hambre. Esta drástica medida es utilizada por personas que buscan la libertad provisional por motivos de salud.

Ante este escenario, Katsuyuki Kawai, ministro de Justicia de Japón, dijo que actuará con rapidez para elaborar medidas con el objetivo de lidiar con el creciente número de extranjeros que se niegan a ser deportados haciendo huelgas de hambre o desaparecen, informó la NHK.

El tema requiere atención urgente, según Kawai, pues amenaza los cimientos del sistema de control de inmigración de Japón. Además, podría afectar el orden social y la seguridad pública, declaró.

La situación es grave, pues en junio murió un nigeriano que hacía huelga de hambre en un centro de inmigración en la prefectura de Nagasaki.

La Agencia de Servicios de Inmigración aseguró que la respuesta de los funcionarios al problema no fue inadecuada, pues el nigeriano se rehusó a ser alimentado de cualquier forma posible.

El ciudadano africano, un hombre en la cuarentena, buscaba la libertad provisional.

El nigeriano había sido condenado por varios delitos, entre ellos el robo, según la agencia, que dijo que el hombre no podía ser liberado debido a la gravedad y la recurrencia de sus actos delictivos, informó Kyodo.

El personal del centro de inmigración chequeó su estado de salud e intentó convencerlo de que comiera o recibiera tratamiento médico.

El nigeriano estaba divorciado de una japonesa y se negaba a ser deportado porque tenía familia en Japón. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario