Futuro emperador de Japón: serio, estudioso, desafiante y defensor de su esposa


Varias cosas diferenciarán al príncipe Naruhito, futuro emperador de Japón, de sus antecesores.


Publicidad

Naruhito, de 59 años, será el primer emperador japonés nacido después de la Segunda Guerra Mundial, el primero en ser criado únicamente por sus padres, el primero en graduarse de una universidad y realizar estudios avanzados en el extranjero, y el primero en los tiempos modernos en no tener un hijo varón.

Reuters traza un breve perfil de Naruhito, a quien describe como un hombre serio y estudioso que cortejó y conquistó a su esposa Masako con el compromiso de protegerla.

Cuando era niño, en un esfuerzo por acercar a la familia imperial al ciudadano común, Naruhito iba a la escuela con almuerzos hechos en casa. Su crianza, como se acostumbraba antes, no corrió por cuenta de nodrizas y tutores.

En algo inédito para la familia imperial nipona, Naruhito estuvo dos años en la Universidad de Oxford, una época que describió como una de las mejores de su vida. El príncipe heredero estudió el transporte fluvial en la Europa del medioevo.

El príncipe defiende causas ambientales y ha participado en conferencias internacionales sobre agua y saneamiento.  

Naruhito también tiene un lado lúdico, según Reuters, que recuerda que hace varios años el príncipe posó para selfies con el público mientras visitaba Dinamarca.

Otro aspecto del futuro emperador que destaca la agencia de noticias es su relación con la princesa Masako, a quien cortejó durante varios años. Ella lo rechazó al principio, hasta que finalmente lo aceptó.

Naruhito “desafió” a los funcionarios imperiales al casarse con Masako. Debido a su dificultad para adaptarse a la vida palaciega y en medio de tensiones por no tener un hijo varón, la princesa desapareció de la escena pública.

El príncipe “sorprendió al país con una defensa apasionada de su esposa”. Naruhito dijo que Masako, una exdiplomática políglota, se había agotado totalmente tratando de adaptarse a Palacio y que había habido movimientos para “negar su carrera y su personalidad”.

Naruhito criticó la rigidez de las costumbres palaciegas, así como la vida aislada y poco estimulante que la familia imperial llevaba en Palacio.

El futuro emperador, padre de una adolescente de 17 años, también se ha distinguido por pedir que los hombres sean padres más activos, algo poco común en un país conservador como Japón.

Naruhito ascenderá al trono el 1 de mayo.(International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario