Naruhito, un emperador con más visión global que su padre

Fuji TV

 


Publicidad

¿Qué diferenciará al futuro emperador de Japón, Naruhito, de su padre?

En declaraciones recogidas por Kyodo, Kenneth Ruoff, profesor de historia japonesa moderna en la Universidad Estatal de Portland, dice que Naruhito desempeñará el papel de emperador desde una perspectiva más internacional que su padre.

Ruoff destacó la experiencia del príncipe heredero en temas globales de agua.

Mientras Akihito se ha centrado en apoyar a las personas socialmente vulnerables de Japón (gente con dicapacidad o víctimas de desastres), Naruhito ampliará su atención a las personas desfavorecidas -en particular en asuntos referidos al agua- a escala mundial, según el profesor.

“Creo que intentará recordarles a sus compatriotas que tienen la responsabilidad no solo de pensar en Japón, sino también de pensar en el mundo y tratar de mejorar la vida de los menos afortunados”, dice.

Naruhito ha realizado investigaciones sobre temas relacionados con el agua. Después de graduarse de la Universidad Gakushuin, estudió en el Merton College de la Universidad de Oxford, donde investigó la historia del transporte fluvial en el río Támesis.

El príncipe japonés publicó un documento titulado “El Támesis como una autopista” en 1989, y en 1991 recibió un título honorario de doctor en derecho por la Universidad de Oxford.

Además, fue presidente honorario de la Junta Consultiva sobre Agua y Saneamiento del Secretario General de las Naciones Unidas.

Durante una conferencia de prensa con motivo de su cumpleaños en 2009, Naruhito dijo que resolver los problemas del agua contribuirá a mitigar la pobreza y pondrá fin a los conflictos regionales que a menudo se desencadenan o exacerban por la lucha por el agua.

Por otro lado, no hay que olvidar que la princesa Masako, futura emperatriz, fue diplomática y estudió en la Universidad de Harvard.

Naruhito y Masako tienen más experiencia internacional que Akihito y Michiko, destaca Ruoff. “Sus antecedentes y educación los han preparado para desempeñar un papel destacado en esta era global”, afirma.

Hablando de experiencia internacional y enfoque global, Ruoff también hace hincapié en el hecho de que Japón ha puesto en marcha un nuevo sistema de visados para recibir a un mayor número de trabajadores extranjeros y paliar la crónica escasez de mano de obra que sufre el país.

El profesor subraya que eso representa un cambio que el nuevo emperador no puede ignorar.

“Si Japón se vuelve más multirracial, más multirreligioso, más multicultural, habrá desafíos”, dice. En ese escenario, Naruhito puede desempeñar un rol importante para recordarles a los japoneses el respeto a la diversidad.

Ruoff recuerda que el futuro emperador elogió a Malasia por ser un país étnicamente diverso y tolerante en 2017. Las palabras de Naruhito revelan que ha pensado seriamente en los desafíos que enfrenta el Japón de hoy con respecto a la diversidad.

En esa línea, el profesor cree que ver al próximo emperador visitando clases de estudiantes extranjeros o departiendo con residentes coreanos en Japón, muchos de los cuales han sufrido discriminación, podría ser más importante que las reuniones con nikkei en el extranjero.

Por último, resalta que el relevo generacional permitirá a la familia imperial nipona “mantenerse en sintonía con la gente”, algo importante para asegurar la relevancia de la monarquía en el Japón moderno. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario