“No me siento viva”, dice aidoru tras ataque de 2 fans y ante la falta de protección de su agencia


@maho_yamaguchi

El 8 de diciembre, Maho Yamaguchi, una aidoru de 23 años que integra el grupo NGT48, regresaba a su casa en la ciudad de Niigata luego de una presentación. Mientras abría la puerta, dos hombres que la estaban esperando se abalanzaron sobre ella.

Publicidad

Los atacantes, dos estudiantes universitarios de 25 años, la agarraron del rostro y la empujaron, mientras intentaban entrar a su casa, revela SoraNews24.

La policía, alertada por una llamada, llegó al lugar antes de que las cosas empeoraran y arrestó a los hombres. Estos, sin embargo, negaron cualquier acto de violencia y dijeron que solo “querían hablar” con Maho.

Los dos estudiantes, declarados fans de la artista, fueron liberados.

Durante un mes, la aidoru sufrió en silencio el trauma dejado por la agresión. Hasta que publicó un video en el que lamentó que hubiera miembros de NGT48 que hacían “cosas malas”, como dar información personal sobre otras integrantes del grupo, dando a entender que los atacantes consiguieron la dirección de su casa por ese medio.

“A pesar de que nuestra agencia dijo que limpiaría NGT48, y aunque he estado esperando durante un mes, no se ha ocupado de la situación para nada”, dijo.

Esa vez, sin embargo, no se refirió al incidente. Lo hizo al día siguiente a través de Twitter, espacio que utilizó en adelante para detallar su situación.

Maho explicó su silencio: “No quiero decir estas cosas. No quiero causar problemas a las personas que han hecho tanto por mí. Me quedé callada por un mes porque no quiero que la gente odie a NGT48. Pedí que los reportes no mencionaran que era miembro de NGT48 porque el grupo era importante para mí”.

En sus tuits, la joven hizo hincapié varias veces en que no quiere perjudicar al grupo. Sin embargo, decidió hablar para que a otras chicas de NGT48 no les ocurra lo mismo que a ella.

“No puedo soportar la idea de que lo que me pasó a mí les pase a ellas. Ha sido muy difícil para mí, y no quiero que esas chicas, que son tan importantes para mí, tengan que pasar por lo mismo. Quiero salvarlas del miedo y la tristeza. Por eso estoy diciendo la verdad”.

“Espero que mis palabras puedan ser una fuente de fortaleza para las personas que sufren situaciones similares. Rezo para que todas estén seguras, sanas y felices”, tuiteó.

Maho fue crítica con quienes manejan a la banda:

“¿Por qué las personas que siguen las reglas de este grupo tienen que enfrentarse a situaciones tan aterradoras? ¿Por qué el grupo no protege a las chicas que están esforzándose al máximo? No puedo entender por qué se permite eso”.

La agencia encargada del grupo no se ha pronunciado sobre el incidente, según Tokyo Reporter.

Por último, la artista contó que ha perdido cuatro kilos debido al estrés y que estaba triste por no poder sonreír y actuar como una aidoru normal. “No me siento viva”, escribió. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario