Ruido extraño en shinkansen obliga a realizar doble inspección

 


Publicidad

En diciembre del año pasado, una grieta de 16 cm en el chasis de un shinkansen que se desplazaba entre Hakata y Tokio y que pudo haber causado un accidente se convirtió en el primer incidente grave en la historia del tren bala en Japón.

Por eso, apenas se detectan ruidos u olores extraños en un tren, la compañía West Japan Railway (JR West) ordena detenerlo para realizar una inspección.

Eso ocurrió hoy en la mañana. Un tren bala que partió de la estación de Himeji, ubicada en la prefectura de Hyogo, se detuvo en la estación de Nishi-Akashi para una inspección después de que un empleado escuchó un ruido extraño.

El ruido provenía de algún lugar alrededor del cable que conecta el octavo vagón con el noveno.

El conductor del tren realizó una inspección visual y tras concluir que no había riesgo para la seguridad reanudó el viaje.

El shinkansen fue revisado nuevamente en la estación de Shin-Kobe. No se encontró ninguna irregularidad.

El incidente retrasó el tren durante 13 minutos. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario