Japón recuerda el 30 aniversario de la mayor catástrofe aérea

520 personas murieron tras estrellarse un avión de JAL


Publicidad

JAL
Familiares del medio millar de personas muertas hace 30 años al estrellarse un Boeing 747 en la prefectura nipona de Gunma recordaron hoy a sus allegados, que perdieron la vida en la mayor catástrofe aérea de la historia con un solo avión implicado.

Los parientes de las 520 víctimas ascendieron la ladera del monte Osutaka, a un centenar de kilómetros al noroeste de Tokio, donde el avión de Japan Airlines (JAL) se estrelló a las 18.56 horas del 12 de agosto de 1985 mientras cubría la ruta entre la capital nipona y Osaka.

Únicamente cuatro pasajeros, entre ellos una niña que entonces contaba 12 años, sobrevivieron al accidente, causado por una reparación indebida de la mampara de presión de la parte trasera del avión, que no detectó la compañía propietaria en las revisiones del aparato.

Entre las personas que participaron hoy en el ascenso se encontraba el presidente de JAL, Toshiyuki Shimmachi, quien también participará en la ceremonia que tendrá lugar hoy en el “Jardín Memorial” en la aldea de Ueno, al pie de la montaña donde tuvo lugar el siniestro.

Los asistentes encenderán 520 velas a la hora exacta del accidente (9.56 GMT) y guardarán un minuto de silencio.

El vuelo 123 de JAL se estrelló en esta zona montañosa unos 40 minutos después de despegar desde el aeropuerto tokiota de Haneda, debido a que la ruptura de su mampara de presión trasera dañó su estabilizador vertical y sus líneas hidráulicas, causando que el avión fuera incontrolable.

Una investigación llevada a cabo por una comisión del Gobierno nipón concluyó que la responsabilidad del accidente recaía en JAL por no haber detectado el fallo en las revisiones de mantenimiento, y aunque el caso no llegó a los tribunales, la aerolínea entregó indemnizaciones millonarias a los familiares de las víctimas.

En cualquier caso, este y otros incidentes posteriores de menor gravedad pusieron en el punto de mira a Japan Airlines, que fue acusada de negligencia profesional y en el mantenimiento de sus aparatos.

La tragedia del 12 de agosto de 1985 continúa siendo la que más víctimas mortales ha dejado en la historia de la aviación comercial con una sola aeronave implicada. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad