Japón limitará circulación de autos para reducir muertes de peatones y ciclistas

Automovilistas deberán reducir su velocidad en zonas escolares y residenciales


Publicidad

Automovilista
El gobierno de Japón planea tomar medidas para limitar la velocidad y la circulación de automóviles en las carreteras alrededor de escuelas y de zonas residenciales, informó Yomiuri Shimbun.

De este modo, el Ministerio de Transporte nipón busca reducir a la mitad el número de peatones y ciclistas que mueren en accidentes de tráfico (más de 2.000 por año).

En 2013, 4.373 personas murieron en accidentes de tráfico en Japón en 2013. La tasa de fallecidos, con respecto a la población, fue la más baja entre los siete países más desarrollados del mundo, según Tokio.

Sin embargo, 2.184 (la mitad del total) de los muertos fueron peatones o ciclistas, la peor cifra entre los siete países desarrollados.

Además, casi la mitad de las 2.184 víctimas murieron en accidentes ocurridos a menos de 500 metros de sus viviendas.

La mayoría de accidentes de tráfico probablemente ocurren en carreteras de zonas residenciales, cuyo uso no está restringido.

El ministerio predice que se puede reducir el número de accidentes de tráfico mortales por año en cerca de 900 estableciendo un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en las zonas residenciales, promoviendo el uso de autopistas y vías principales para disminuir el tráfico en dichas zonas, y colocando badenes.

Sin embargo, en municipios donde se han puesto badenes se han reportado quejas de automovilistas porque dificulta la conducción o provoca vibraciones incómodas.

Por ello, el ministerio prevé establecer un badén estándar de 6 metros de largo y 10 centímetros de altura.

Asimismo, instará a los automovilistas a no circular por las zonas residenciales (salvo que vivan ahí, claro está).

Mientras tanto, el gobierno de la ciudad de Tsukuba (Ibaraki) y el Instituto Nacional de Tierras y Gestión de Infraestructuras realizaron experimentos conjuntos en la ciudad para aumentar el uso de badenes con el objetivo de que los automovilistas conduzcan a menor velocidad.

El gobierno de Tsukuba colocó badenes u obstáculos a lo largo de 1,3 kilómetros en una zona escolar.

Donde se pusieron badenes de hasta diez centímetros de altura la velocidad se redujo en cerca de 9 kilómetros por hora a una media de 33 kilómetros por hora. Donde se colocaron obstáculos, el 49 % de los autos aminoró su velocidad.

En resumen, el experimento ha rendido frutos. Y podría replicarse en otras partes de Japón. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad