Japonesa muere asfixiada después de ser aplastada por un policía

Para doblegarla guardia se sentó en su espalda


Publicidad

Una mujer de cuarenta y tantos años falleció en la ciudad de Sakai, Osaka, por un cuadro clínico de encefalopatía hipóxica isquémica, que se produce cuando el cerebro no recibe suficiente oxígeno, reveló la policía, en información recogida por Japan Today.

El causante de la muerte habría sido un voluminoso policía, de unos cien kilos de peso, que se sentó en la espalda de la víctima para inmovilizarla.

En la mañana del 9 de noviembre pasado, la policía de Sakai recibió la llamada de una familia que se quejaba de una escandalosa mujer.

Un grupo de policías llegó al lugar de los hechos, donde se topó con una descontrolada mujer que gritaba y arrojaba cosas en las afueras de su casa. Los uniformados bregaron durante veinte minutos con ella hasta que lograron doblegarla poniéndola boca abajo contra el piso.

Uno de los policías, el que pesa cien kilos, se sentó en la espalda de la mujer, que poco después perdió el conocimiento. Fue llevada al hospital, donde murió cinco días después de ser internada.

Actualmente, el policía sindicado está siendo investigado para determinar si hizo un uso excesivo de la fuerza.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad