Asesino de okinawense creyó que no sería capturado por la “cultura de la vergüenza”

Estadounidense no tiene ningún remordimiento

En abril del año pasado, el estadounidense Kenneth Franklin Shinzato violó y asesinó a una okinawense de 20 años.

El criminal, según el medio estadounidense Stars and Stripes, no tenía miedo de ser atrapado debido a la “cultura de la vergüenza” que existe en Japón. A su juicio, los escasos reportes de ataques sexuales en el país asiático se deben al estigma social y cultural, a la vergüenza de denunciar una violación.

Por eso, el hombre creyó que su crimen quedaría impune.

Shinzato, a través de sus abogados, dijo que había planeado golpear a la chica para que perdiera la conciencia, meterla en una maleta, llevarla a un hotel y violarla.

El hombre, según la policía, abordó a la víctima mientras esta caminaba a modo de ejercicio.

El extrabajador de la base de Kadena “culpó” a la víctima del crimen “por haber estado allí en ese momento”.

El criminal, de acuerdo con las declaraciones de su abogado a Asahi Shimbun, no tiene ningún remordimiento.

Su defensa busca que sea evaluado psiquiátricamente antes de que su juicio comience alrededor de junio. (International Press)

 

Al por mayor: 080-3445-8423

Consúltenos ahora: 080-4126-3105


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*